Pin
Send
Share
Send


Actitudes puede ser "implícito" o inconsciente, así como "explícito", como en la respuesta que las personas dan cuando se les pregunta su opinión sobre algo. Ambos tipos pueden afectar el comportamiento, aunque de diferentes maneras. La relación entre estos dos tipos de actitudes es compleja y no se entiende bien.

Generalmente se entiende que las actitudes tienen tres componentes: características afectivas o emocionales, componentes de comportamiento o acción y aspectos cognitivos relacionados con el pensamiento y las creencias. Los psicólogos sociales han estudiado los tres aspectos de las actitudes y sus interrelaciones, y han desarrollado varias teorías en las que la actitud es el concepto central y clave para comprender y explicar el comportamiento humano en situaciones sociales.

Afectar

Componentes afectivos de actitudes puede ser muy fuerte e influyente. Por ejemplo, un fanático se siente incómodo en presencia de personas de cierto grupo religioso, racial o étnico; El amante de la naturaleza siente alegría por un agradable paseo por el bosque y las montañas. Al igual que otras reacciones emocionales, estos sentimientos están fuertemente influenciados por condicionamientos directos o indirectos.

Los componentes afectivos consisten en los tipos de sentimientos que despierta un tema en particular. La respuesta afectiva es una respuesta fisiológica que expresa la preferencia de un individuo por una entidad. Es una respuesta emocional condicionada, que se ha relacionado con un estímulo previamente no emocional. El componente afectivo de una actitud se convierte en un reflejo que se entrelaza con nuevas respuestas emocionales.

Cognición

los respuesta cognitiva Es una evaluación cognitiva de la entidad para formar una actitud. El componente cognitivo consiste en un conjunto de creencias sobre un tema. Las personas adquieren la mayoría de las creencias sobre un tema en particular de manera bastante directa: escuchan o leen un hecho o una opinión, u otras personas refuerzan sus declaraciones expresando una actitud particular. Se forma a través de instrucciones directas, refuerzo, imitación y / o exposición. Los niños forman actitudes imitando el comportamiento de las personas que desempeñan papeles importantes en sus vidas. Los niños suelen repetir las opiniones expresadas por sus padres. La mayoría de las actitudes en los individuos son el resultado del "aprendizaje social" de su entorno. Los psicólogos usan la expresión "efecto de mera exposición" para denotar la formación de una actitud positiva hacia una persona, lugar o cosa basada únicamente en la exposición repetida a esa persona, lugar o cosa.

Comportamiento

los componente de comportamiento consiste en una tendencia a acto de una manera particular con respecto a un tema en particular. Es más probable que las actitudes estén acompañadas de comportamientos si los efectos de los comportamientos tienen relevancia motivacional para la persona. Sivacek y Grano (1982) demostraron este fenómeno al pedirles a los estudiantes que ayudaran a hacer campaña contra una ley pendiente en la legislatura estatal que elevaría la edad para beber de dieciocho a veinte años. Aunque casi todos los estudiantes se opusieron a la nueva ley de consumo de alcohol, los estudiantes más jóvenes, que se verían afectados por su aprobación, tenían más probabilidades de ofrecer su tiempo y esfuerzo como voluntarios.

No hay una correspondencia del 100 por ciento entre las actitudes y el comportamiento. El vínculo entre las actitudes y el comportamiento depende de la especificidad de la actitud, la relevancia de la actitud, la personalidad, las limitaciones sociales y el momento de la medición. Por ejemplo, una persona puede tener una actitud positiva hacia la donación de sangre pero no ir a un banco de sangre para donar sangre. Las diferencias en los grados de especificidad de la actitud y el comportamiento, la relevancia motivacional, la oportunidad que una persona ha tenido de observar su propio comportamiento relacionado con la actitud y las limitaciones externas que impiden que una persona actúe según su actitud entran en juego.

La fuerza del vínculo entre actitudes y comportamientos particulares varía, pero por lo general las personas luchan por la coherencia entre sus actitudes y su comportamiento. Una fuente de discrepancia entre actitudes y comportamientos pueden ser las restricciones en el comportamiento. Por ejemplo, un hombre joven podría tener una actitud muy positiva hacia cierta mujer joven, sin embargo, él nunca la besa porque ella ha demostrado claramente que no está interesada en él. No importa cuán cuidadosamente se midan las actitudes del joven, es imposible predecir su comportamiento sin información adicional de la joven. Por lo tanto, las personas no siempre se comportan como sus actitudes y creencias expresadas llevarían a otros a esperar. Los psicólogos mencionan algunas situaciones en las que las actitudes y el comportamiento divergen: la relevancia motivacional de la persona, la autoatribución, el grado de especificidad de las situaciones, las limitaciones en el comportamiento. La "intención de comportamiento" es una indicación verbal de la intención de un individuo.

Formación de actitud y cambio de actitud.

A diferencia de la personalidad, se espera que las actitudes cambien en función de la experiencia. Tesser (1993) ha argumentado que las variables de herencia pueden afectar las actitudes, pero cree que puede hacerlo indirectamente. Por ejemplo, si uno hereda la disposición de convertirse en un extrovertido, esto puede afectar su actitud hacia ciertos estilos de música.

Existen numerosas teorías de formación y cambio de actitud. La persuasión es el proceso de cambio de actitudes. Dos aspectos del proceso de persuasión han recibido especial atención: la fuente del mensaje y el mensaje mismo. Un mensaje tiende a ser más persuasivo si su fuente es creíble. La credibilidad de la fuente es alta cuando la fuente se percibe como informada y se confía en comunicarla con precisión. El atractivo de la fuente también tiene un impacto definitivo en el proceso de persuasión. Por ejemplo, las personas a las que se les pide que respalden productos para anunciantes son casi siempre físicamente atractivas o atractivas de otras maneras. Otro ejemplo, las personas físicamente atractivas tienen más probabilidades de persuadir a otros para que firmen una petición (Eagly y Chaiken, 1993). Los mecanismos psicológicos sociales de formación y cambio de actitud son idénticos.

Persuasión

El trabajo célebre de Carl Hovland, en la Universidad de Yale en las décadas de 1950 y 1960, ayudó a avanzar el conocimiento de la persuasión. En opinión de Hovland, debemos entender el cambio de actitud como respuesta a la comunicación. Él y sus colegas realizaron una investigación experimental sobre los factores que pueden afectar la persuasión de un mensaje:

  1. Características objetivo: Estas son características que se refieren a la persona que recibe y procesa un mensaje. Uno de ellos es la inteligencia. Parece que las personas más inteligentes son menos fácilmente persuadidas por mensajes unilaterales. Otra variable que se ha estudiado en esta categoría es la autoestima. Aunque a veces se piensa que los que tienen una mayor autoestima son menos fáciles de persuadir, hay alguna evidencia de que la relación entre la autoestima y la facilidad de persuasión es en realidad curvilínea, y las personas de autoestima moderada son más fáciles de persuadir que las dos de altos y bajos niveles de autoestima (Rhodes y Woods, 1992). El marco mental y el estado de ánimo del objetivo también juegan un papel en este proceso.
  2. Características de la fuente: Las características principales de la fuente son experiencia, confiabilidad y atractivo. Se ha encontrado que la credibilidad de un mensaje percibido es una variable clave aquí (Hovland y Weiss, 1951); Si uno lee un informe sobre salud y cree que proviene de una revista médica profesional, uno puede ser más fácilmente persuadido que si cree que proviene de un periódico popular. Se ha cuestionado si este es un efecto duradero, con Hovland y Weiss (1951) encontrando el efecto de decirle a la gente que un mensaje provenía de una fuente creíble para desaparecer después de varias semanas (el llamado "efecto durmiente"). Sin embargo, este efecto durmiente es controvertido. Parece que si se informa a las personas de la fuente de un mensaje antes de escucharlo, hay menos probabilidades de que se produzca un efecto durmiente que si se les envía un mensaje y luego se les dice su fuente.
  3. Características del mensaje: La naturaleza del mensaje juega un papel en la persuasión. A veces, presentar ambos lados de una historia es útil para ayudar a cambiar las actitudes.
  4. Rutas Cognitivas: Un mensaje puede apelar a la evaluación cognitiva de un individuo para ayudar a cambiar una actitud. En la "ruta central" hacia la persuasión, se presenta al individuo los datos y se lo motiva a evaluar los datos y llegar a una conclusión que cambia la actitud. En la "ruta periférica" ​​al cambio de actitud, se alienta al individuo a no mirar el contenido sino la fuente. Esto se ve comúnmente en anuncios modernos que presentan celebridades. En algunos casos, se utilizan médicos y expertos. En otros casos, las estrellas de cine se utilizan por su atractivo.

Teorías de formación y cambio de actitud.

Una variedad de teorías intentan explicar la formación de actitudes y el cambio de actitudes desde varios aspectos de la vida emocional, el comportamiento y la cognición.

Teorías de consistencia de la disonancia cognitiva

Las teorías de consistencia implican que buscamos ser consistentes en nuestras creencias y valores. El ejemplo más famoso de tal teoría es la teoría de reducción de disonancia, asociada con el nombre de Leon Festinger.

Según la teoría de Festinger, cuando percibimos una discrepancia entre nuestras actitudes y comportamiento, entre nuestro comportamiento y nuestra propia imagen, o entre una actitud y otra, se produce un frustrante estado de ansiedad o "disonancia". Por ejemplo, una persona puede superar con éxito un prejuicio racial infantil pero puede experimentar una excitación emocional desagradable al ver a una pareja racialmente mezclada. La persona experimenta un conflicto entre la creencia en su propia falta de prejuicio y la evidencia de prejuicio de su comportamiento. Este conflicto interno produce disonancia cognitiva, que es aversiva. Según Festinger, una fuente crucial de la motivación de una persona es la reducción de la disonancia: el estado aversivo de disonancia motiva a una persona a reducirla. Debido a que la reducción de la disonancia implica la eliminación de un estímulo aversivo, sirve como un reforzador negativo.

Una persona puede lograr la reducción de la disonancia, ya sea reduciendo la importancia del elemento disonante (Estrategia 1) o agregando elementos consonantes (Estrategia 2), o cambiando uno de los elementos disonantes (Estrategia 3). Por ejemplo, una estudiante cree que es muy inteligente pero invariablemente obtiene malas calificaciones en sus cursos. Debido a que la predicción obvia es que las personas inteligentes obtienen buenas calificaciones, la discrepancia hace que el estudiante experimente disonancia. Para reducir esta disonancia, ella podría decidir que las calificaciones no son importantes y que la inteligencia no está estrechamente relacionada con las calificaciones. Esto está utilizando la Estrategia 1, reduciendo la importancia de uno de los elementos disonantes: el hecho de que obtuvo malas calificaciones en sus cursos. O puede insistir en la creencia de que sus profesores han sido injustos o que su trabajo le deja poco tiempo para estudiar. En este caso, está utilizando la Estrategia 2, reduciendo la disonancia al agregar elementos consonantes, esos factores que pueden explicar sus bajas calificaciones y, por lo tanto, explicar la discrepancia entre su inteligencia percibida y las calificaciones reales. Finalmente, puede usar la Estrategia 3 para cambiar uno de los elementos disonantes. Puede comenzar a sacar buenas notas o revisar su opinión sobre su propia inteligencia.

Teoría de la autopercepción

La teoría de la autopercepción es un relato del cambio de actitud desarrollado por el psicólogo Daryl Bem. Afirma que solo tenemos ese conocimiento de nuestro propio comportamiento y su causalidad que otra persona puede tener, y que, por lo tanto, desarrollamos nuestras actitudes al observar nuestro propio comportamiento y concluir qué actitudes deben haberles causado.

La teoría de la autopercepción difiere de la teoría de la disonancia cognitiva en que no sostiene que las personas experimenten un "estado de impulso negativo" llamado "disonancia" que buscan aliviar. En cambio, las personas simplemente "infieren" sus actitudes a partir de su propio comportamiento de la misma manera que lo haría un observador externo. De esta manera, combina la teoría de la disonancia con la teoría de la atribución.

Bem ejecutó su propia versión del famoso experimento de disonancia cognitiva de Festinger y Carlsmith. Los sujetos escucharon una cinta de un hombre que describía con entusiasmo una tediosa tarea de convertir clavijas. A algunos sujetos se les dijo que al hombre le habían pagado $ 20 por su testimonio y a otro grupo le dijeron que le habían pagado $ 1. Aquellos en la última condición pensaron que el hombre debe haber disfrutado la tarea más que aquellos en la condición de $ 20. Bem argumentó que los sujetos no juzgaban la actitud del hombre en términos de fenómenos de disonancia cognitiva y que, por lo tanto, cualquier cambio de actitud que el hombre pudiera haber tenido en esa situación era el resultado de la propia percepción del sujeto. La teoría de la disonancia cognitiva no puede explicar el cambio de actitud que ocurre cuando no hay un estado de disonancia perturbador, como el que ocurrió a los sujetos en los estudios sobre el efecto de sobrejustificación.

Si la disonancia cognitiva o la autopercepción es una teoría más útil es un tema de considerable controversia y una gran cantidad de literatura, sin un ganador claro. Hay algunas circunstancias en las que se prefiere cada teoría, pero es tradicional usar la terminología de la teoría de la disonancia cognitiva de forma predeterminada.

Teoría del equilibrio

Teoría del equilibrio es una teoría motivadora del cambio de actitud propuesta por Fritz Heider, que conceptualiza el motivo de coherencia como un impulso hacia el equilibrio psicológico. Heider propuso que el "sentimiento" o las relaciones de gusto se equilibran si la valencia afectiva en un sistema se multiplica a un resultado positivo.

Por ejemplo, una persona PAGS a quien le gusta otra persona O estará equilibrado por la misma actitud de valencia en nombre del otro. Simbólicamente PAGS (+) > O y PAGS < (+) O resulta en equilibrio psicológico.

Esto se puede extender a los objetos (X) también, introduciendo así relaciones triádicas. Si una persona PAGS objeto de me gusta X pero no le gusta otra persona O, Que hace PAGS sentir al aprender que O creado X? Esto se simboliza como tal:

  • PAGS (+) > X
  • PAGS (-) > O
  • O (+) > X

Multiplicar los signos muestra que la persona percibirá un desequilibrio (un producto multiplicativo negativo) en esta relación y estará motivada para corregir el desequilibrio de alguna manera. La persona puede:

  • Decide eso O no es tan malo después de todo
  • Decide eso X no es tan bueno como se pensaba originalmente, o
  • Concluye esto O Realmente no podría haber hecho X.

Cualquiera de estos resultará en un equilibrio psicológico, resolviendo así el dilema y satisfaciendo el impulso. (Persona PAGS también podría evitar objetos X y otra persona O completamente, disminuyendo el estrés creado por el desequilibrio psicológico).

La teoría del equilibrio también es útil para examinar cómo el respaldo de las celebridades afecta las actitudes de los consumidores hacia los productos. Si a una persona le gusta una celebridad y percibe (debido al respaldo) que a esa celebridad le gusta un producto, a dicha persona le gustará más el producto para lograr el equilibrio psicológico. Sin embargo, si a la persona ya le disgusta el producto que la celebridad respalda, puede que le guste menos la celebridad en lugar de que le guste más el producto, nuevamente para lograr el equilibrio psicológico.

Para predecir el resultado de una situación utilizando la Teoría del equilibrio de Heider, uno debe sopesar los efectos de todos los resultados potenciales, y el que requiera la menor cantidad de esfuerzo será el resultado probable.

Modelo de elaboración de probabilidad

El modelo de probabilidad de elaboración de persuasión (ELM; propuesto por Petty y Cacioppo, 1981, 1986) es un modelo de cómo se forman y cambian las actitudes. Central a este modelo es el elaboración continua, que abarca desde baja elaboración (bajo pensamiento) hasta alta elaboración (alto pensamiento). Dependiendo del grado de elaboración, los diferentes procesos pueden mediar la persuasión.

El ELM distingue entre dos rutas de persuasión: la "Ruta Central" y la "Ruta Periférica". Los procesos de ruta central son aquellos que requieren una gran cantidad de pensamiento y, por lo tanto, es probable que predominen en condiciones que promuevan una alta elaboración. Los procesos de ruta central implican un escrutinio cuidadoso de una comunicación persuasiva (un discurso, un anuncio, etc.) para determinar los méritos de los argumentos. En estas condiciones, las respuestas cognitivas únicas de una persona al mensaje determinan el resultado persuasivo (la dirección y la magnitud del cambio de actitud).

Los procesos de la ruta periférica, por otro lado, requieren poca reflexión y, por lo tanto, predominan en condiciones que promueven una baja elaboración. Estos procesos a menudo se basan en la heurística crítica (como "los expertos siempre tienen la razón") o en las características superficiales de un mensaje (el número de argumentos presentados) o su fuente (su atractivo).

La ruta que se toma está determinada por el grado de elaboración. Los factores motivacionales y de habilidad determinan la elaboración. Los factores de motivación incluyen (entre otros) la relevancia personal del tema del mensaje, la responsabilidad y la necesidad de cognición de una persona (su deseo innato de disfrutar el pensamiento). Los factores de capacidad incluyen la disponibilidad de recursos cognitivos (por ejemplo, la presencia o ausencia de presiones de tiempo o distracciones) o el conocimiento relevante necesario para analizar cuidadosamente los argumentos. En condiciones de elaboración moderada, una mezcla de procesos de ruta central y periférica guiará el procesamiento de la información.

Teoría del juicio social

los Teoría del juicio social de cambio de actitud fue propuesto por Carl Hovland y Muzafer Sherif. Esta teoría intenta explicar cómo el cambio de actitud está influenciado por los procesos de juicio. La idea clave de la teoría del Juicio Social puede entenderse y explicarse en términos de "atribución" y otros "procesos de comunicación". La "atribución" es el proceso por el cual las personas deciden por qué ocurrieron ciertos eventos o por qué una persona en particular actuó de cierta manera. Los siguientes factores influyen en la atribución de la persona: causas internas versus externas de la propia conducta y las conductas de los demás, consenso de consistencia, el papel de cierta persona como "actor" o "receptor" en una situación particular.

Un estudio de la percepción del peso ilustra la teoría. Se les pide a los participantes que clasifiquen varios pesos pequeños por clase de peso basándose solo en levantar cada uno por turno. Un grupo de control do clasificó los pesos aproximadamente de manera uniforme en seis clases de peso, mientras que otro grupo UNA se le pidió que levantara un peso mucho más pesado antes de cada peso de prueba. Este grupo clasificó la mayoría de los pesos en la clase de peso más baja, con cantidades decrecientes en cada clase de peso sucesivamente más alta. El tercer grupo si levantó un peso tan pesado como la clase de peso más alto antes de juzgarse mutuamente; este grupo clasificó la mayoría de los pesos en la clase de mayor peso, con cantidades decrecientes en clases sucesivamente más bajas; el resultado opuesto del grupo UNAy contrario a las predicciones del efecto de contraste. Hovland y Sherif llamaron a este efecto, donde las cosas comienzan a parecerse más a su contexto (el peso pesado), el efecto de asimilación. En términos de anclaje y ajuste, cuando un ancla (el peso pesado) se acerca al rango de juicios posibles (las seis clases de peso), la categorización o juicio cambia del contraste a la asimilación. Cuando se aplica a los juicios sociales, estos efectos muestran que la posición más efectiva para abogar por cambiar el juicio de la actitud de otro es la posición más extrema dentro de la "latitud de aceptación" de esa persona, dentro de la cual los efectos de asimilación harán que su posición parezca más propia. Más allá de esta latitud se encuentra la latitud del rechazo, dentro del cual cualquier posición se verá más diferente de la propia debido a los efectos de contraste.

Actitudes y prejuicios en el lugar de trabajo.

En nuestra era de globalización, la comprensión y explicación de actitudes y prejuicios se ha vuelto crucial. El prejuicio es una forma particular de actitud. Es una evaluación negativa de un grupo de personas definido por características tales como clase social, raza, etnia, religión, género, condición socioeconómica, orientación sexual, etc.

Un componente importante del prejuicio es la existencia de creencias reducidas por los estereotipos y, a menudo, distorsionadas sobre las características que poseen los miembros de un grupo en particular. Los estereotipos son ejemplos de las heurísticas que nos guían a través de muchos de nuestros encuentros sociales. Una razón por la que tendemos a ver negativamente a los miembros del grupo externo es nuestro uso de la heurística disponible: los comportamientos negativos a menudo son más vívidos que los positivos, y los miembros del grupo externo son más notorios. Por lo tanto, cuando los miembros del grupo externo cometen un acto ilegal, es más probable que lo notemos y lo recordemos. Luego concluimos incorrectamente que el comportamiento es una característica del grupo externo en su conjunto. Las personas también tienden a aplicar la ilusión de homogeneidad fuera del grupo. Aunque se dan cuenta de que su propio grupo contiene miembros que son muy diferentes entre sí, tienden a ver a los miembros de otros grupos como bastante similares. Obviamente, esta tendencia contribuye a la formación de estereotipos.

Los prejuicios a menudo conducen a comportamientos discriminatorios reales que perjudican a los miembros del grupo. Los conflictos intergrupales, como la guerra o la violencia de pandillas, a menudo tienen en su núcleo etnocentrismo, o la creencia de que el propio grupo es superior o más merecedor que otro grupo.

Actitudes y educación

Los psicólogos educativos a menudo usan el concepto de "actitudes mentales positivas" que puede interpretarse "Nuestra actitud determina nuestra altitud". El desarrollo de actitudes positivas sobre uno mismo, o la autoestima, y ​​los demás generalmente facilita el logro de los objetivos.

Cada persona tiene muchas actitudes. Estas actitudes se pueden dividir en dos grupos principales: cómo son las cosas, "realidades" y cómo deberían ser las cosas, "valores". Para el crecimiento de la personalidad, un individuo no debe centrarse solo en sus realidades, sino en sus esperanzas y sueños de lo que puede llegar a ser, lo que valora. La educación del carácter tiene como objetivo desarrollar actitudes basadas en valores, integridad de la personalidad y fortaleza de carácter fundamental basada en "valores verdaderos" de la vida.

Referencias

  • Bem, D.J. 1967. "Autopercepción: una interpretación alternativa de los fenómenos de disonancia cognitiva" en Revisión psicológica 74: 183-200.
  • Bem, D.J. 1972. "Teoría de la autopercepción" en L. Berkowitz (Ed.), Avances es la psicología social experimental 6: 1-62. Nueva York: Academic Press. Texto completo (PDF). Resumen. Consultado el 1 de agosto de 2007.
  • Aburrido, E.G. 1950. Una historia de la psicología experimental, 2ª ed. Englewood Cliffs, Nueva Jersey: Prentice Hall. ISBN 0133900398
  • Brennan, J.F.1986. Historia y sistemas de psicología. Englewood Cliffs, NJ: Prentice-Hall, Inc. ISBN 0133922189
  • Eagly, A.H. y S. Chaiken. 1993. Psicología de las actitudes. Fort Worth, TX: Harcourt, Brace, Jovanovich. ISBN 0155000977
  • Festinger, L.A.1957. Teoría de la disonancia cognitiva. Stanford: Stanford University Press. ISBN 0804701318
  • Festinger, L. y J.M. Carlsmith. 1959. "Consecuencias cognitivas del cumplimiento forzado" en Revista de psicología anormal y social 58: 203-210.
  • Fiske, S.T. 1993. "Control de otras personas: el impacto del poder en los estereotipos" en Psicólogo estadounidense 48: 621-628.
  • Heider, F. 1958. La psicología de relaciones interpersonales. Nueva York: John Wiley and Sons. ISBN 0898592828
  • Hovland, C.I. y W. Weiss. 1951. "La influencia de la credibilidad de la fuente en la efectividad de la comunicación" en Opinión pública trimestral 15: 635-650.
  • Leahey, T.H. 1991. Una historia de la psicología moderna, 3a edición. Englewood Cliff, Nueva Jersey: Prentice Hall. 2000. ISBN 0130175730
  • Petty, R.E., P. Briñol y Z.L. Tormala 2002. "La confianza del pensamiento como determinante de la persuasión: la hipótesis de la autovalidación" en Revista de Personalidad y Psicología Social 82: 722-741.
  • Petty, R.E. y J.T. Cacioppo 1981 Actitudes y persuasión: enfoques clásicos y contemporáneos. Dubuque, IA: Wm.C. Marrón. ISBN 081333005X
  • Petty, R.E. y J.T. Cacioppo 1986. Comunicación y persuasión: rutas centrales y periféricas para el cambio de actitud. Nueva York: Springer-Verlag. ISBN 0387963448
  • Petty, R.E. y D.T. Wegener. 1999. "El modelo de probabilidad de elaboración: estado actual y controversias" en Teorías de doble proceso en psicología social. Nueva York: Guilford Press, 41-72.
  • Rajecki, D.J. 1989. Actitudes, 2ª edición, Sunderland, MA: Sinauer Associates.
  • Sivacek, J. y W.D. Grano. 1977. "El interés adquirido como moderador de la coherencia actitud-comportamiento" en Revista de Personalidad y Psicología Social 43: 537-544.

Enlaces externos

Todos los enlaces recuperados el 26 de abril de 2016.

  • Teoría de la autopercepción Changingminds.org.
  • "Poder de una súper actitud" De EE.UU. Hoy en día.

Pin
Send
Share
Send