Pin
Send
Share
Send


Belleza Se define comúnmente como una característica presente en los objetos, como la naturaleza, el trabajo artístico y una persona humana, que proporciona una experiencia perceptiva de placer, alegría y satisfacción para el observador, a través de manifestaciones sensoriales como la forma, el color y la personalidad. La belleza así manifestada generalmente transmite cierto nivel de armonía entre los componentes de un objeto.

Según el pensamiento tradicional occidental desde la antigüedad hasta la Edad Media, la belleza es un elemento constitutivo del cosmos asociado con el orden, la armonía y las matemáticas. La filosofía clásica trató y concibió la belleza junto con la verdad, la bondad, el amor, el ser y lo divino. En este concepto, la belleza es un valor supremo, básico para todo el cosmos.

La filosofía moderna cambió el estudio de la belleza de la ontología a la esfera de las facultades humanas. Alexander Gottlieb Baumgarten (1714-1762) acuñó el término "estética", que literalmente significaba un estudio de la sensibilidad humana. Con este giro, la belleza se disocia de otros componentes ontológicos como la verdad, la bondad, el amor, el ser y lo divino. Immanuel Kant (1724-1804) fue el primer filósofo importante que desarrolló el estudio de la belleza como una disciplina autónoma. La estética es el estudio filosófico de la belleza, que cubre el concepto de belleza, sus valores y expresiones de belleza en creaciones artísticas.

La visión moderna de la belleza difiere del concepto clásico en tres formas: 1) Da mayor peso a la contribución del sujeto observador a los juicios de belleza; 2) enfatiza la belleza moral; y 3) ignora la evidente "belleza" de las matemáticas, junto con la belleza incomparable de la naturaleza con su fuente en la "elegancia" de la teoría científica. Quizás el primero es un desarrollo positivo, porque lo que normalmente se experimenta es que la determinación de la belleza se deriva de algún tipo de interacción entre sujeto y objeto, y no solo del objeto de belleza. Algunos sostienen que el segundo desarrollo ha empobrecido la noción moderna de belleza, mientras que el tercer tema muestra la pobreza de la estética moderna cuando se enfrentan a los requisitos de las ciencias.

Historia del concepto de belleza.

La belleza ha sido reconocida como un valor central a lo largo de la historia y en diversas tradiciones culturales. Si bien la belleza tiene un reconocimiento interhistórico e intercultural, los sentidos y los estándares de belleza difieren de un período a otro, así como de una tradición cultural a otra.

Filosofia clasica

La palabra griega kalos ("bello") se usaba en las sociedades griegas antiguas, no solo para las descripciones de cosas sensatamente bellas, sino también para el carácter y la conducta moralmente admirables, el nacimiento noble, el alto estatus social y las cosas técnicamente útiles. La palabra griega kalokagatia ("belleza-buena"), que combina dos términos "belleza" y "buena", era una combinación natural en el contexto griego. La filosofía griega se basó en la presuposición de que la felicidad (eudaimonia) Es el bien más elevado. Los filósofos diferían en su interpretación de lo que es la felicidad y el mejor método para lograrla, pero compartían la misma convicción de que es el objetivo final de la vida. En consecuencia, a los griegos les preocupaba comprender la belleza y cómo la belleza puede contribuir al bien supremo. Investigarían la belleza en asociación con la verdad y la bondad, que también señalaban lo divino. Así, el estudio de la belleza no era una disciplina autónoma. No fue "estética" en el sentido de un "estudio de la sensibilidad humana", que surgió después de Kant.

  • Pitágoras y los pitagóricos

Pitágoras y los pitagóricos entendieron que la armonía es un principio objetivamente existente que constituye el cosmos como un cuerpo unificado. La armonía se basa en el orden y el equilibrio matemáticos, y la belleza existe como principio objetivo en los seres que mantienen la armonía, el orden y el equilibrio. Reconocieron que las experiencias estéticas en artes como la música están estrechamente vinculadas a las proporciones matemáticas de tonos y ritmos. La conexión pitagórica entre la belleza y las matemáticas sigue siendo una piedra de toque del pensamiento científico hasta nuestros días.

Pitágoras y los pitagóricos entendieron las experiencias de belleza y las contemplaciones de lo matemático como elementos centrales de sus ejercicios religiosos para purificar el alma. Las experiencias estéticas y los ejercicios de la razón se entendieron como un proceso y entrenamiento necesarios para cultivar el alma, que entendieron que era inmortal. Construyeron una teoría de la belleza en el marco de su pensamiento religioso. Su convicción de la inmortalidad del alma, así como la relación entre la belleza y las matemáticas, tuvieron un fuerte impacto en Platón.

  • Platón

Platón (c.428-c.348 a.E.C.) concibió la "belleza", el "bien", la "justicia", etc., como existencias eternas, inmutables y divinas. Son Ideas, no imágenes mentales u objetos psicológicos de la mente, sino seres objetivamente existentes, inmutables, permanentes y eternos. Pertenecen a un reino divino. Para Platón, la idea de belleza existe en una forma perfecta para la eternidad en el reino de los dioses inmortales, manifestada en formas imperfectas en el plano material de la humanidad. Platón se refirió al mundo de la humanidad como una "sombra" del mundo perfecto de las ideas. Por lo tanto, la base de la belleza terrenal se incorporó a la metafísica de Platón.

Las almas humanas son inmortales. Todo ser humano nace con una comprensión implícita de la idea de belleza y todas las demás ideas. Al entrar en el cuerpo al nacer, un ser humano temporalmente "olvida" estas Ideas. A lo largo de su curso de vida, ella busca familiarizarse con estas Ideas. Este proceso es un recuerdo de Ideas que el alma ha olvidado temporalmente.

El proceso de ascenso a través de la experiencia de la belleza comienza con la belleza manifestada en los cuerpos humanos. Se eleva gradualmente a la belleza en el alma, la belleza del carácter y otros reinos incorpóreos. La belleza manifestada en cuerpos y materiales físicos es menos perfecta para Platón, y por lo tanto, el alma es naturalmente llevada a buscar una belleza permanente y perfecta. Para Platón, el poder del eros es la fuerza impulsora para la búsqueda de ideas perfectas en los humanos.

Platón concibió la Idea del bien como la suprema, con todas las demás Ideas, incluida la belleza, que existen debajo de ella. En su ontología, la belleza, el bien, la verdad y otras virtudes están todos unidos. En consecuencia, "ser bello", "ser virtuoso" y "tener verdadero conocimiento" son inseparables.

Plotino (205-270 E.C.), quien desarrolló la tradición neoplatónica, también sostuvo que el bien y la belleza son uno en el ámbito del pensamiento, y que el alma debe ser cultivada para ver el bien y la belleza. Tanto en las tradiciones platónicas como en las neoplatónicas, los conceptos de "ser", "bueno" y "belleza" siempre se entienden como inseparables. La experiencia de la belleza es, por lo tanto, también inseparable de la del ser y el bien.

  • Aristóteles

A diferencia de Platón, Aristóteles (384-322 a.E.C.) concibió la belleza no como un ser inmutable y permanente que existe sobre el mundo, sino como una propiedad de la naturaleza y las obras de arte. Al vincular la belleza con lo bueno, Aristóteles también hizo una distinción conceptual entre ellos.

Aristóteles desarrolló una teoría del arte y la presentó como parte de su Poética, pero sus ideas y debates sobre belleza y arte están dispersos en diversas obras, incluidas Metafísica, Ética de Nichomachean, Física, y Retórica. Se centró más en examinar las formas existentes de arte y desarrollar la teoría del arte.

Filosofia medieval

Como pensador cristiano, San Agustín (354-430) atribuyó el origen de la belleza, el bien y el ser al Dios Creador. La belleza, así como la bondad y la existencia, provienen solo del Creador. Agustín mantiene la unidad platónica de belleza, bondad, ser, perfección y otras virtudes. La comprensión racional del orden y la armonía del cosmos, y el reconocimiento de la belleza, fueron estaciones en el camino del alma de purificación y ascenso al reino divino.

Tomás de Aquino (c.1225-1274) distinguió la belleza y el bien en términos de significado (proporción), pero los identificó como el mismo ser (tema), indistinguible en la realidad. Dado que Dios es la única fuente de belleza, bien y ser, se dice que están en la unidad. Enumeró elementos de belleza: la perfección (integritas sive perfectio)armonía (debita proporción sive consonantia)y claridad (claritas).

Filosofía moderna y contemporánea

Después de que el pensamiento cristiano se alejó de la corriente principal de la filosofía, la discusión sobre la belleza también cambió de su tratamiento metafísico a los estudios de la percepción de la belleza. Con y después del florecimiento de las artes en el Renacimiento, se discutió la belleza en relación con las capacidades humanas en las artes. En el siglo dieciocho, Alexander Gottlieb Baumgarten acuñó la "estética" para el estudio de la "sensibilidad humana"aisthesis en griego). El concepto de "sublime" también se discutió en relación con la moral.

Muchos ven la belleza natural doblada dentro de los pétalos de una rosa.

Antes de la publicación del Crítica de la razón pura (1781), su trabajo principal en epistemología, Kant escribió Observaciones sobre el sentimiento de lo bello y Lo sublime (1764). Sin embargo, fue escribiendo el Crítica del juicio (1790) que estableció la filosofía del arte como un género independiente. los Crítica de la razón pura, el Crítica de la razón práctica (1788), y el Crítica del juicio, respectivamente, discutieron los tres dominios de la naturaleza, la libertad y el arte a través del análisis de tres facultades de la mente: Cognición, deseo y sentimiento. El análisis de la belleza se convirtió en una de las principales ramas independientes de la filosofía, comparable a la epistemología y la ética. Esta fue una desviación de los filósofos clásicos y medievales, para quienes la belleza y el arte no eran un campo de estudio independiente o autónomo.

El enfoque del estudio de la belleza cambió después de Kant de la belleza de la naturaleza a las artes. Los románticos alemanes, como Goethe, Schiller y Hölderlin, y los filósofos alemanes, como Schelling y Hegel, desarrollaron aún más la filosofía del arte. Los estudios de belleza en el idealismo alemán alcanzaron su punto máximo con Schelling, mientras que Hegel abordó las artes desde una perspectiva histórica.

Después de Hegel, los estudios de belleza se separaron aún más de la metafísica, y las artes también se separaron del concepto tradicional de belleza. En el siglo XX, sin embargo, las discusiones metafísicas de la belleza fueron revividas por Heidegger y Gadamer. La filosofía de la belleza y las artes hoy es una de las ramas importantes de la filosofía.

Pensamiento del lejano oriente

El pensamiento del Lejano Oriente tiene tres tradiciones principales: taoísmo, confucianismo y budismo. Estas tradiciones están entrelazadas, formando un trasfondo general dentro del cual se formaron sus experiencias y conceptos de belleza.

A diferencia de la filosofía occidental, Oriente no desarrolló una teoría abstracta de la belleza. La belleza se discutía normalmente en contextos éticos (confucianismo) y cosmológicos (taoísmo).

El carácter chino para belleza (美) consiste en los componentes de "oveja" (羊) y "grande" o "grande" (大). Como Confucio describió en Analectas, una oveja es un animal utilizado en rituales religiosos como ofrenda al cielo. La belleza significa, por lo tanto, "gran sacrificio" que connota "auto sacrificio". Las virtudes tradicionales, como la piedad filial y la lealtad, implican este sacrificio personal y, por lo tanto, se consideran nobles y bellas. Por lo tanto, la belleza a menudo se atribuye a acciones virtuosas, buen carácter y estilo de vida ejemplar. Así, la belleza en una esposa se ve en su fidelidad a su esposo; belleza en un hijo en su piedad filial hacia sus padres; y belleza en un tema en su lealtad al rey. Por cierto, los caracteres chinos para bien (善) y justicia (義) también contienen el componente "oveja" (().

La belleza también se entendía como parte de la naturaleza. La naturaleza es la totalidad del cosmos, que abarca también la vida humana. "Ser natural" significa "ser auténtico". En el taoísmo en particular, la ética y la cosmología se fusionaron con el naturalismo. La belleza se entendía como una expresión natural del cosmos y la norma del comportamiento humano.

Problemas de belleza

Elementos subjetivos y objetivos en belleza.

Los griegos clásicos y los cristianos medievales entendieron que la belleza es principalmente lo que existe objetivamente en el mundo, trazándolo en el reino divino. Es en este contexto que se pueden entender los célebres argumentos de Tomás de Aquino para la existencia de Dios "desde grados de perfección" y "desde el diseño". Con el surgimiento de la estética en la filosofía moderna, sin embargo, el papel del sujeto en la percepción de la belleza se convirtió en un asunto importante. Estética estaba destinada a discutir cómo la percepción sensual de un individuo como sujeto ocurre al juzgar la belleza. Kant discutió los juicios estéticos de la belleza en términos de los sentimientos subjetivos de un individuo, aunque no son puramente subjetivos, ya que Kant les hizo reclamar validez universal. Una razón por la cual Kant quería evitar el enfoque objetivista griego y medieval era que era crítico con los argumentos tomistas para la existencia de Dios. Mucho más subjetivistas que Kant fueron sus contemporáneos, como David Hume (1711-1776) y Edmund Burke (1729-1797), según los cuales la belleza es subjetiva, ya que depende en gran medida de la actitud del observador. Baumgarten y G. E. Lessing (1729-1781), por el contrario, tendían a ser objetivistas.

Si bien es cierto que el objeto contiene elementos físicos de belleza que están en armonía, también es cierto que el objeto por sí solo no puede determinar el valor de la belleza. La determinación de la belleza también involucra al sujeto, que tiene una cierta actitud y precomprensión. Se considera que Kant ha mediado entre las posiciones objetivistas y subjetivistas mencionadas anteriormente. Su Crítica del juicio explica esto en términos de "juego libre" o "armonía libre" entre la imaginación y la comprensión. Este juego libre constituye un sentimiento de placer "desinteresado" en un estado mental no conceptual, aunque empírico. Aunque el uso de Kant del término "desinteresado" puede plantear algunas preguntas, su comprensión de que un juicio de belleza resulta tanto del sujeto como del objeto "es probablemente el aspecto más distintivo de su teoría estética".1

El grado en que la influencia subjetiva afecta la visión de la belleza es relevante para las discusiones sobre el gusto popular en el cine o la música. Los valores de las personas influyen en los tipos y géneros de películas que miran y en la música que escuchan. La reacción negativa de los adultos de hoy a las letras a veces violentas y explotadoras del hip-hop refleja la alarma de una generación anterior sobre la música rock and roll en la década de 1960. Estas influencias subjetivas a menudo implican sensibilidades morales, a las cuales nos referiremos a continuación.

Belleza moral

El encanto es engañoso y la belleza es vana.
pero una mujer que teme al Señor debe ser alabada. (Proverbios 31:30)

Este pasaje de la Biblia resume el concepto tradicional judío y cristiano de belleza, que es preeminentemente una virtud moral (véase Isaías 61:10, 1 Pedro 3: 3-4). El pasaje anterior de Proverbios 31: 10-31, una gran descripción de la esposa virtuosa, la alaba por virtudes como la prudencia, la industria, la caridad y la fidelidad a su esposo. Del mismo modo, Confucio escribió:

Es la bondad la que le da belleza a un barrio. (Analectas 4.1)

En lugar de las virtudes individuales, el pensamiento del Lejano Oriente se centra principalmente en las relaciones en la familia y la sociedad, como la piedad filial (belleza moral que un niño muestra a sus padres), la fidelidad / castidad (belleza moral de la esposa hacia el esposo) y la lealtad (moral belleza mostrada por un individuo a un superior). Pero, estas virtudes individuales y las virtudes familiares / grupales se superponen sin ninguna brecha. Varios tipos de belleza moral o bondad parecen ser aún más importantes que la belleza en la naturaleza y el arte porque conducen al reino divino más que la belleza natural y la belleza en el arte (griego y medieval) o reflejan más directamente el cielo (Lejano Oriente). Según el filósofo francés Victor Cousin (1792-1867), que heredó la tradición de la filosofía griega antigua, "la belleza moral es la base de toda verdadera belleza".2

Belleza natural

¿Hay algo en el rostro y la figura de una joven en ciernes que un hombre encuentra hermoso, independientemente de la cultura, el tiempo y el lugar? Se puede argumentar que la naturaleza diseñó (a través del proceso evolutivo) la mente de un hombre adulto para responder a la forma y el movimiento de la mujer adulta, con sentimientos de atracción y belleza. En este sentido, la belleza tiene sus raíces en la naturaleza. Es un hecho, algo que la cultura puede modificar pero nunca desfigurar. ¿Se puede decir lo mismo de la música de Bach o las esculturas de Michaelangelo? ¿Invocan sentimientos de belleza en todas las personas, independientemente de la cultura, el tiempo y el lugar? Pueden, en la medida en que expresen la esencia de la naturaleza y su diseño subyacente.

La belleza en una fuga de Bach puede estar enraizada en los principios de las matemáticas. Curiosamente, una discusión relacionada tiene lugar en ese campo, entre realistas y constructivistas. Los realistas, siguiendo la tradición clásica, ven la tarea del matemático de descubrir patrones y leyes que ya existen en el tejido de la naturaleza, mientras que los constructivistas ven las matemáticas como un trabajo de razón e imaginación humana que puede trascender los lineamientos de la realidad.

Lo que los puntos de vista de los filósofos clásicos, los pensadores cristianos y el pensamiento del Lejano Oriente tienen en común es una visión global de la belleza que une la belleza en la naturaleza, en el arte y la belleza moral como una sola. Están buscando lo que podría llamarse el estándar absoluto de belleza, la belleza original del Creador.

Notas

  1. ↑ Stanford Encyclopedia of Philosophy, "Estética y teleología de Kant". Consultado el 21 de agosto de 2007.
  2. ^ Citas de Giga, "Victor Cousin". Consultado el 22 de agosto.

Referencias

  • Eco, Umberto. Arte y belleza en la Edad Media. 2da ed. Revisada Traducido por Hugh Bredin. Yale University Press, 2002. ISBN 0300093047
  • Eco, Umberto. Historia de la belleza. Traducido por Alastair McEwen. Rizzoli International Publications, 2004. ISBN 0847826465
  • Feagin, Susan L. y Patrick Maynard. Estética . Oxford University Press, 1998.
  • Hofstadter, Albert y Richard Kuhns. Filosofías de arte y belleza. The University of Chicago Press, 1964.
  • Kant, Emanuel. Crítica del juicio. Traducido por Werner Pluhar. Hackett Publishing Company, 1987. ISBN 0872200256
  • Navone, John. Disfrutando la belleza de Dios. La prensa litúrgica, 2003.

Enlaces externos

Todos los enlaces recuperados el 25 de mayo de 2016.

Fuentes de filosofía general

  • Enciclopedia de la filosofía de Stanford.
  • La Enciclopedia de Internet de la filosofía.
  • Proyecto Paideia en línea.
  • Proyecto Gutenberg.

Pin
Send
Share
Send