Quiero saber todo

Tathagata

Pin
Send
Share
Send


Tathagata (de: Pali / sánscrito que significa "así desaparecido; así llegó"),1 Es un epíteto común para el Buda utilizado en muchas escrituras budistas. En el canon Pali, por ejemplo, Siddhartha a menudo se representa diciendo "el Tathagata es ..." en lugar de "Yo soy ...", lo cual ha sido tomado por comentaristas posteriores como una indicación de que había pasado más allá de los apegos (trishna) de la conciencia del ego humano en una encarnación completa de la doctrina de anatman.2

A pesar de la relativa ubicuidad del término, su definición precisa ha sido impugnada por las diversas escuelas de budismo que se desarrollaron en los años posteriores a la muerte del maestro. Aunque la expresión original podría traducirse literalmente como "alguien que ha venido" (de tathā-āgata) o "alguien que se ha ido" (de tathā-gata), las escuelas Theravada y Mahayana propusieron interpretaciones idiosincráticas basadas en los matices metafísicos particulares de sus respectivas escuelas.3

Etimología

Como se sugirió anteriormente, el término tathagata se deriva de una o más de las siguientes frases en pali / sánscrito: tathā-āgata ("el que ha venido"); tathā-gata ("uno que se ha ido"); o Tat-āgata ("alguien que se ha ido a esa realidad última").4 Además, la explicación filológica detallada de Hopkins para el término, que examina muchos usos anteriores de la poesía épica india, señala que el término se usa a menudo para describir a un individuo en apuros o uno que realmente ha muerto.5 Si bien esta fructífera ambigüedad fue indudablemente central para el atractivo metafísico del concepto, también abrió la puerta proverbial a las diversas interpretaciones conflictivas que han surgido en los años intermedios.

Mientras que las dos primeras de estas etimologías son relativamente sencillas (la primera describe a un individuo que ha "llegado" entre sus constituyentes humanos (al igual que los Budas mitológicos que lo precedieron) y la segunda sugiere un individuo que trascendió el ciclo de samsara),6 dilucidar el tercero requiere una breve digresión en el sistema metafísico descrito en los Upanishads hindúes. Específicamente, la tercera etimología sugiere que el término es un compuesto de dos componentes simples: Hacer encaje y āgata. El componente verbal āgata, es simplemente el participio pasado de gata (ir, viajar, trekking), que en este contexto se puede definir como "llegada, ida, logro, llegada a". A diferencia de este verbo bastante peatonal, Hacer encaje, el componente nominal del compuesto, es un término histórico que ha significado Brahman (Realidad Absoluta) en la metafísica hindú desde tiempos inmemoriales, como en el famoso dicho Upanishadic: "Ese (Brahman) tú eres" (Tat tvam asi: Chandogya Upanishad). Como tal, "Tathagata" en el antiguo Prakrit Pali podría leerse literalmente como "(El sabio que ha llegado) al Absoluto", una interpretación que fue elaborada ampliamente por la escuela Mahayana.7

Usos bíblicos e interpretación

En el canon pali

Para los fieles de la tradición Theravada, la noción de Buda como Tathagata resuena con muchos de sus puntos de vista metafísicos, cosmológicos y soteriológicos. Primero, de acuerdo con la idea del arhat como ideal moral (y específicamente con la noción de que solo a través de este camino uno podría liberarse del ciclo del samsara), muchas referencias a la Tathagata en Pali las fuentes simplemente describen la relación del ser iluminado con el reino mortal:

Mientras estaba sentado allí, le dijo al Venerable Maha Kotthita: "Ahora bien, amigo Kotthita, ¿existe el Tathagata después de la muerte?"
"Eso, amigo, no ha sido declarado por el Bendito: 'El Tathagata existe después de la muerte'".
"Bueno, entonces, amigo Kotthita, ¿el Tathagata no existe después de la muerte?"
"Amigo, eso tampoco ha sido declarado por el Bendito: 'El Tathagata no existe después de la muerte'".
"¿Entonces el Tathagata existe y no existe después de la muerte?"
"Eso no ha sido declarado por el Bendito: 'El Tathagata existe y no existe después de la muerte'".
"Bueno, entonces, ¿el Tathagata no existe ni existe después de la muerte?"
"Eso tampoco ha sido declarado por el Bendito: 'El Tathagata no existe ni existe después de la muerte'".
"Ahora, amigo Kotthita, cuando se le pregunta si el Tathagata existe después de la muerte, usted dice:" Eso no ha sido declarado por el Bendito: "El Tathagata existe después de la muerte". Cuando se le pregunta si el Tathagata no existe después de la muerte ... ambos existe y no existe después de la muerte ... ni existe ni existe después de la muerte, usted dice: "Eso tampoco ha sido declarado por el Bendito:" El Tathagata ni existe ni no existe después de la muerte "." Ahora, qué es la causa, cuál es la razón, ¿por qué eso no ha sido declarado por el Bendito? " (SN 44.6)8

Esta sección continúa explicando que el estado ontológico / soteriológico del Buda deja de ser una preocupación para cualquiera que tenga la actitud correcta hacia la realidad material (los skandhas) y las emociones humanas (como anhelar, aferrarse o esforzarse). A pesar de esto, el pasaje ofrece una conclusión genuina a sus seguidores, ya que declara enfáticamente que "cuando un monje ha sido liberado de la clasificación del deseo, no existe un ciclo para describirlo".8

En este contexto, el término parece deliberadamente ambiguo, lo que refleja el estado ontológico inefable de un ser humano completamente liberado, donde algunos dirían que tal persona ha alcanzado el Ser Verdadero (Sat); otros que el alma liberada ha trascendido categorías de ser y no ser. Así, tathāgata refleja estas ambigüedades al no tener fijo (o fijable) sentido. Esta interpretación se fortalece a través de sus paralelos evidentes con los entendimientos existentes de logro espiritual. Por ejemplo, el Dhammapada describe las acciones de un arhat como "sin rastro" (ananuvejja) o "sin huellas" (apada), "como los pájaros en el cielo" (ākāse'va sakuntānam gati tesam durannayā).9 Del mismo modo, el Mahabharata contiene un verso que dice: "Así como la huella de las aves que vuelan en el cielo y de los peces que nadan en el agua no se puede ver, así es la marcha de aquellos que se han dado cuenta de la verdad" (tathā jñānavidam gatih).10 De esta manera, el apodo Tathagata evoca la cualidad indefinible e inefable de quien ha llegado a la verdad.11

Otra interpretación común de Theravadin es que tathāgata significa 'alguien que viene y se va' (de la misma manera que todos los Budas). Esta comprensión proviene de la mitología budista temprana, donde el Buda Sakyamuni es visto como una de una línea de Budas históricos que han descendido del cielo de Tusita para iluminar a la humanidad. Para este fin, el Sutta Nipata registra el siguiente intercambio:

"Nunca antes había sido visto por mí", dijo el venerable Sâriputta, "nadie ha oído hablar de un maestro tan bellamente hablado, un maestro llegó del cielo de Tusita".12

En la tradición Mahayana

Mientras que la comprensión de la Tathagata reenviados por la literatura Pali tienden a centrarse en el estado ontológico del Buda, los enfoques posteriores de Mahayana tienden a estar firmemente ubicados dentro de su complejo discurso metafísico. En este contexto, el tathagata adquiere importancia cosmológica a través de una identificación con la naturaleza última de la realidad: "Las Escuelas Mahayana prefieren: alguien que ha alcanzado la plena realización de la Talidad (tathata); es decir, convertirse en uno con lo absoluto (Dharmakaya), de modo que no venga de ninguna parte , ni va a ninguna parte ".13

La posición Mahayana se resume elocuentemente en el Enciclopedia de filosofía oriental y religión:

En el Mahayana el tathagata es el Buda en su nirmanakaya aspecto. Él es el hombre perfecto que puede adoptar cualquier forma y dispone de los diez poderes del Buda y del principio cósmico, la esencia del universo, lo incondicionado. Es el intermediario entre el mundo esencial y el mundo fenoménico. En el sentido absoluto, tathagata a menudo se equipara con prajna y sunyata.14

Notas

  1. ↑ Esta expresión extraña alude a la partida simultánea del Buda (del samsara) y su llegada al nirvana durante la iluminación. (Ver la sección de Etimología arriba).
  2. ↑ Véase, por ejemplo, el comentario de Nagarjuna, que dice: "Cuando el Tathagata está vacío en términos de naturaleza propia, el pensamiento de que el Buda existe o no existe después de la muerte no es apropiado" (22:14, citado en Anderson 230).
  3. ↑ Nyanatiloka Diccionario budista. Acceso en línea en: budsas.org Consultado el 16 de octubre de 2007.
  4. ↑ Humphreys, 195; Nyanatiloka, "Tathagata" en el Diccionario budista. Acceso en línea en: budsas.org Consultado el 16 de octubre de 2007.
  5. ↑ Según Hopkins: "En ningún pasaje aquí se describe al hombre de otra manera que no sea un estado miserable pero aún vivo; mientras que en el pseudoepico tathagata, ya sea traducido o no (ya que uno podría insistir en que la palabra todavía significaba "miserable", "en tal caso"), en realidad designa a una persona muerta, como no lo hace en la epopeya anterior "(208).
  6. ↑ Schuhmacher y Woerner, 364; Nyanatiloka, "Tathagata" en el Diccionario budista. Acceso en línea en: budsas.org Consultado el 16 de octubre de 2007.
  7. ↑ Esta sugerencia es confirmada por el Diccionario Budista de The Pali Text Society, que señala que el término "tathagata" se usa sin una definición explícita en los textos de Nikaya, lo que implica que ya estaba relativamente establecido en el contexto cultural de la India pre-budista. .
  8. 8.0 8.1 "Sariputta-Kotthita Sutta" Samyutta Nikaya (44,6). Traducido por Thanissaro Bhikkhu y recuperado de AccessToInsight.org. Ver también "Supina Sutta" Anguttara Nikaya (5.196); "Avyakata Sutta" Anguttara Nikaya (7.51); "Anuradha Sutta" Samyutta Nikaya (22.86) para una discusión similar de estos temas. Consultado el 6 de mayo de 2008.
  9. Dhammapada Capítulo VII, (v. 92). Consultado el 6 de mayo de 2008.
  10. Śāntiparva 181. 12.
  11. ↑ Describiendo un enfoque previo a la Tathagata Hopkins señala: "Doctores supusieron que al principio significaba cualquier ser sensible, como aquel que sigue el camino de los demás, y que Buda era simplemente el ser sensible". por excelencia, como Hijo del hombre (205).
  12. ↑ "Sariputtasutta" I, Sutta Nipāta 4.955. Ver también el Glosario de Budismo del Buscador, 606. Consultado el 6 de mayo de 2008.
  13. ↑ Humphreys, 195.
  14. ↑ Schuhmacher y Woerner, 364.

Referencias

  • Anderson, Tyson. "Kalupahana en el nirvana". Filosofía Este y Oeste 40: 2 (abril de 1990). 221-234.
  • Coomaraswamy, Ananda K. "Tathagata". Boletín de la Escuela de Estudios Orientales, Universidad de Londres.. 9:2 (1938). 331.
  • El Dhammapada. Traducido del Pâli por F. Max Müller. Oxford: The Clarendon Press, 1881. Libros sagrados de Oriente, volumen X. Acceso en línea en sacred-texts.com Consultado el 6 de mayo de 2008.
  • Hopkins, E. Washburn. "Buda como Tathagata". The American Journal of Philology. 32:2 (1911). 205-209.
  • Humphreys, Navidad. Un diccionario popular del budismo (Segunda edición editada). Lanham, MD: Rowman y Littlefield, 1976. ISBN 087471737X.
  • Nyanatiloka Diccionario Budista: Manual de Términos y Doctrinas Budistas. San Francisco: Centro de Materiales Chinos, 1977. También disponible en línea en: budsas.org Consultado el 6 de mayo de 2008.
  • El glosario del budismo del buscador. Taiwán: The Corporate Body of the Buddha Educational Foundation, 1998.
  • Shuhmacher, Stephan y Gert Woerner. La Enciclopedia de Filosofía y Religión del Este: Budismo, Hinduismo, Taoísmo, Zen.. Boston: Shambala, 1994.
  • Thomas, E. J. "Tathagata y Tahāgaya". Boletín de la Escuela de Estudios Orientales, Universidad de Londres, vol. 8, N ° 2/3, Estudios indios e iraníes: presentado a George Abraham Grierson en su ochenta y cinco años, el 7 de enero de 1936. 781-788.
  • Tokiwa, Gishin. "Chan (Zen) Vista del sufrimiento". Estudios Budista-Cristianos 5 (1985). 103-129.
  • Wayman, Alex. "El Capítulo Tathāgata de" Mūla-Madhyamaka-kārikā "de Nāgārjuna". Filosofía Este y Oeste 38: 1 (enero de 1988). 47-57.

Pin
Send
Share
Send