Quiero saber todo

Los cuentos de Canterbury

Pin
Send
Share
Send


Una alternativa a este orden es colocar el Fragmento VIII (G) antes que VI (C). En otros casos, el orden anterior sigue el establecido por los primeros manuscritos. Los fragmentos I y II casi siempre se suceden, como lo hacen VI y VII, IX y X en los manuscritos más antiguos. Los fragmentos IV y V, por el contrario, se encuentran en diferentes lugares de manuscrito a manuscrito. Los victorianos frecuentemente movían el Fragmento VII (B2) para seguir el Fragmento II (B1), pero esta tendencia ya no se sigue y no tiene justificación.11 Incluso los primeros manuscritos sobrevivientes no son originales de Chaucer; el más antiguo es MS Peniarth 392 D (llamado "Hengwrt"), compilado por un escriba poco después de la muerte de Chaucer. El escriba usa el orden que se muestra arriba, aunque no parece haber tenido una colección completa de los cuentos de Chaucer, por lo que faltan parte. El más hermoso de los manuscritos es el manuscrito de Ellesmere, y muchos editores han seguido el orden del Ellesmere a lo largo de los siglos, incluso hasta nuestros días.1314 El último de los manuscritos es la edición impresa 1478 de William Caxton, la primera versión de los cuentos que se publicará en forma impresa. Dado que esta versión fue creada a partir de un manuscrito perdido, se cuenta entre los 83 manuscritos.15

Fuentes

Un cuento del decameron por John William Waterhouse.

El marco narrativo de Chaucer parece haber sido original. No se sabe que ningún otro trabajo anterior a Chaucer haya establecido una colección de cuentos en el marco de los peregrinos en una peregrinación. Sin embargo, Chaucer tomó prestadas porciones, a veces porciones muy grandes, de sus historias de historias anteriores, así como del estado general del mundo literario en el que vivía. La narración de cuentos era la principal forma de entretenimiento en Inglaterra en ese momento, y los concursos de cuentos habían existido durante miles de años. En la Inglaterra del siglo XIV, el inglés Pui era un grupo con un líder designado que juzgaría las canciones del grupo. El ganador recibió una corona y, al igual que el ganador del Cuentos de Canterbury, Una cena gratis. Era común que los peregrinos en una peregrinación tuvieran un "maestro de ceremonias" elegido para guiarlos y organizar el viaje.16

También hay numerosos paralelismos con los de Boccaccio. Decameron Como el Cuentos, Cuenta con una serie de narradores que cuentan historias a lo largo de un viaje que han emprendido (para huir de la Peste Negra). Termina con una disculpa de Boccaccio, muy similar a la retracción de Chaucer al Cuentos. Una cuarta parte de los cuentos en cuentos de Canterbury es paralelo a un cuento en el Decameron aunque la mayoría de ellos tienen paralelos más cercanos en otras historias. Por lo tanto, los estudiosos consideran poco probable que Chaucer tenga una copia del trabajo a mano, suponiendo en cambio que simplemente debe haber leído el Decameron mientras visitaba Italia en algún momento.17 Cada uno de los cuentos tiene su propio conjunto de fuentes, pero algunas fuentes se utilizan con frecuencia en varios cuentos, incluida la poesía de Ovidio, la Biblia en una de sus muchas versiones vulgares disponibles en ese momento y las obras de Petrarca y Dante. Chaucer fue el primer autor en utilizar el trabajo de estos dos últimos, ambos italianos. Boecio Consuelo de la filosofía aparece en varios cuentos, al igual que las obras de John Gower, un conocido amigo de Chaucer. Chaucer también parece haber tomado prestado de numerosas enciclopedias religiosas y escritos litúrgicos, como el de John Bromyard Summa praedicantium, un manual para predicadores y San Jerónimo Adversus Jovinianum.18

Análisis

Catedral de Canterbury Vista desde el noroeste hacia 1890-1900 (retocada a partir de una fotografía en blanco y negro).

Género y estructura

los cuentos de Canterbury cae en el mismo género que muchas otras obras de su época: una colección de historias organizadas en un marco narrativo o marco de cuento. Chaucer's Cuentos difería de otras historias en este género principalmente en su intensa variación. La mayoría de las colecciones de historias se centraron en un tema, generalmente religioso. Incluso en el Decameron Se anima a los narradores a que se apeguen al tema decidido para el día. El trabajo de Chaucer tiene mucha más variación, no solo en el tema, sino en la clase social de los cajeros y el medidor y el estilo de cada historia contada que cualquier otra historia del género narrativo enmarcado. El motivo de peregrinación, que sirvió como un dispositivo narrativo útil para acumular un conjunto diverso de voces, tampoco tenía precedentes. Introducir una competencia entre los cuentos anima al lector a comparar los cuentos en toda su variedad, y le permite a Chaucer mostrar la amplitud de su habilidad en diferentes géneros y formas literarias.19

Mientras que la estructura de la Cuentos es en gran parte lineal, con una historia tras otra, también es innovador en varios aspectos. En el Prólogo generalChaucer describe no los cuentos sino los narradores, dejando en claro que la estructura dependerá de los personajes más que de un tema general o moral. Esta idea se refuerza cuando Miller interrumpe para contar su historia después de que el Caballero haya terminado la suya. El Caballero va primero, sugiriendo que el orden de los narradores será determinado por clase, pero la interrupción de Miller deja en claro que esta estructura será abandonada a favor de un intercambio libre y abierto de historias entre todas las clases presentes. Chaucer desarrolla varios temas y puntos de vista generales al hacer que algunos narradores respondan a los temas abordados por 20

Chaucer no se interesa por el progreso del viaje, el paso del tiempo o lugares específicos a medida que el peregrino viaja a Canterbury. Su foco está en los cuentos mismos, y no en la peregrinación.21

Estilo

La variedad de cuentos de Chaucer muestra la amplitud de su habilidad y su familiaridad con innumerables formas retóricas y estilos lingüísticos. 22

Las escuelas medievales de retórica de la época fomentaron tal diversidad, dividiendo la literatura (como sugiere Virgil) en estilos alto, medio y bajo, medidos por la densidad de las formas retóricas y el vocabulario. Otro método popular de división provino de San Agustín, que se centró más en la respuesta de la audiencia y menos en el tema (una preocupación virgiliana). Agustín dividió la literatura en "persuasiones majestuosas", "placeres templados" y "enseñanzas moderadas". Se alentó a los escritores a escribir de una manera que tuviera en cuenta al orador, sujeto, audiencia, propósito, manera y ocasión. Chaucer se mueve libremente entre todos estos estilos, sin mostrar favoritismo a ninguno. No solo considera a los lectores de su trabajo como una audiencia, sino también a los otros peregrinos dentro de la historia, creando un rompecabezas retórico de ambigüedades de varias capas. El trabajo de Chaucer hasta ahora supera la capacidad de cualquier teoría medieval para descubrir.23

Con esto, Chaucer evita apuntar a cualquier audiencia específica o clase social de lectores, enfocándose en cambio en los personajes de la historia y escribiendo sus cuentos con una habilidad proporcional a su estatus social y aprendizaje. Sin embargo, incluso los personajes más bajos, como el Miller, muestran una sorprendente capacidad retórica, aunque su tema es más discreto. El vocabulario también juega un papel importante, ya que los de las clases superiores se refieren a una mujer como una "dama", mientras que las clases bajas usan la palabra "moza", sin excepciones. A veces, la misma palabra significará cosas completamente diferentes entre clases. La palabra "pitee", por ejemplo, es un concepto noble para las clases altas, mientras que en el Cuento de mercader Se refiere a las relaciones sexuales. Una vez más, sin embargo, cuentos como el Cuento del sacerdote de monja muestran una habilidad sorprendente con las palabras entre las clases bajas del grupo, mientras que las Cuento de caballero A veces es extremadamente simple.24

Chaucer usa el mismo medidor en casi todos sus cuentos, con la excepción de Sir Thopas y sus cuentos en prosa. Es una línea descapotable, probablemente tomada de formas francesas e italianas, con rima y, ocasionalmente, una cesura en el medio de una línea. Su medidor se convertiría más tarde en el heroico medidor de los siglos XV y XVI y es un antepasado del pentámetro yámbico. Evita permitir que las coplas se vuelvan demasiado prominentes en el poema, y ​​cuatro de los cuentos (El hombre de la ley, el Secretario, la Priora y la Segunda monja) usan la rima real.25

Contexto histórico

La revuelta campesina de 1381 se menciona en el Cuentos.

El tiempo de la escritura de Los cuentos de Canterbury Fue un momento turbulento en la historia de Inglaterra. La Iglesia Católica estaba en medio del Gran Cisma y, aunque todavía era la única autoridad cristiana en Europa, era objeto de una gran controversia. Lollardy, un movimiento religioso inglés temprano dirigido por John Wycliffe, se menciona en el Cuentos, como es un incidente específico que involucra a indultos (que recaudaron dinero a cambio de la absolución del pecado) que afirmaron nefastamente que estaban cobrando para el hospital St. Mary Rouncesval en Inglaterra. Los cuentos de Canterbury Es una de las primeras obras literarias inglesas en mencionar el papel, una invención relativamente nueva que permitió la difusión de la palabra escrita nunca antes vista en Inglaterra. Los enfrentamientos políticos, como la revuelta campesina de 1381 y los enfrentamientos que terminaron en la deposición del rey Ricardo II, revelan aún más la compleja agitación que rodeaba a Chaucer en la época del Cuentos' escritura. Muchos de sus amigos cercanos fueron ejecutados y él mismo se vio obligado a mudarse a Kent para escapar de los acontecimientos en Londres.26 Los cuentos de Canterbury También puede decirle a los lectores modernos mucho sobre "lo oculto" durante el tiempo de Chaucer, especialmente en lo que respecta a la astrología y la tradición astrológica prevalente durante la era de Chaucer. Hay cientos, si no miles de alusiones astrológicas encontradas en este trabajo; algunos son bastante abiertos, mientras que otros son de naturaleza más sutil.

En 2004, la profesora Linne Mooney pudo identificar al escribiente que trabajó para Chaucer como Adam Pinkhurst. Mooney, entonces profesor de la Universidad de Maine y miembro visitante del Corpus Christi College de Cambridge, pudo hacer coincidir la firma de Pinkhurst, con un juramento que firmó, con sus letras en una copia de Los cuentos de Canterbury eso fue transcrito de la copia de trabajo de Chaucer. Mientras que algunos lectores buscan interpretar a los personajes de "The Canterbury Tales" como figuras históricas, otros lectores eligen interpretar su significado en términos menos literales. Después del análisis de su dicción y contexto histórico, su trabajo parece desarrollar una crítica contra la sociedad durante su vida. Dentro de varias de sus descripciones, sus comentarios pueden parecer de naturaleza complementaria, pero a través de un lenguaje inteligente, las declaraciones son en última instancia críticas de las acciones del peregrino. No está claro si Chaucer intentaría que el lector vincule sus personajes con personas reales. En cambio, parece que Chaucer crea personajes de ficción para ser representaciones generales de personas en tales campos de trabajo. Con una comprensión de la sociedad medieval, uno puede detectar sátiras sutiles en el trabajo. Se presume que el tema del matrimonio común en los cuentos se refiere a varios matrimonios diferentes, con mayor frecuencia los de John de Gaunt. Chaucer mismo fue uno de los personajes de la peregrinación, y otro personaje, Harry Bailly, del Tabard Inn, también era una persona real. Se considera bastante probable que el cocinero fuera Roger Knight de Ware, un cocinero contemporáneo de Londres.

Temas

Los temas de los cuentos varían e incluyen temas como el amor cortés, la traición y la avaricia. Los géneros también varían, e incluyen romance, bretón lai, sermón, fábula de bestia y fabliaux. Aunque hay un marco general, no hay una estructura poética única para el trabajo; Chaucer utiliza una variedad de esquemas de rimas y patrones métricos, y también hay dos cuentos en prosa.

Algunos de los cuentos son serios y otros cómicos. La negligencia religiosa es un tema principal, como lo es la división de los tres estados. La mayoría de los cuentos están relacionados entre sí por temas comunes, y algunos "renuncian" (responden o toman represalias por) otros cuentos. El trabajo está incompleto, ya que originalmente se pretendía que cada personaje contara cuatro cuentos, dos en el camino a Canterbury y dos en el viaje de regreso, para un total de ciento veinte, lo que habría eclipsado los 24 cuentos realmente escritos.

los cuentos de Canterbury incluye un relato de judíos asesinando a un niño cristiano profundamente piadoso e inocente ('The Prioress's Tale'). Este libelo de sangre contra los judíos se convirtió en parte de la tradición literaria inglesa.27 Sin embargo, la historia que cuenta la Priora no se originó en las obras de Chaucer: era bien conocida en el siglo XIV.28

Influencia

A veces se argumenta que la mayor contribución que este trabajo hizo a la literatura inglesa fue popularizar el uso literario del vernáculo, el inglés, en lugar del francés o el latín. Sin embargo, el inglés se había utilizado como lengua literaria durante siglos antes de la vida de Chaucer, y varios de sus contemporáneos, John Gower, William Langland y el Poeta Perla, también escribieron importantes obras literarias en inglés. No está claro hasta qué punto Chaucer fue responsable de iniciar una tendencia en lugar de simplemente ser parte de ella. Es interesante notar que, aunque Chaucer tuvo una poderosa influencia en términos poéticos y artísticos, lo que se puede ver en la gran cantidad de falsificaciones y atribuciones erróneas (como The Flower and the Leaf, traducida por John Dryden), el inglés moderno la ortografía y la ortografía se deben mucho más a las innovaciones realizadas por el Tribunal de Cancillería en las décadas durante y después de su vida.

Recepción

El comienzo de The Knight's Tale del manuscrito de Ellesmere.

Dia de Chaucer

La audiencia prevista de Los cuentos de Canterbury ha resultado muy difícil de determinar. No hay pistas externas aparte de que Chaucer era un cortesano, lo que llevó a algunos a creer que era un poeta de la corte y escribió principalmente para la nobleza. Sin embargo, ninguno de sus asociados menciona el hecho de que fue poeta en ningún documento histórico conocido. Los académicos han sugerido que el poema debía leerse en voz alta, lo cual es probable, ya que era una actividad común en el momento en que la alfabetización era limitada. Sin embargo, también parece haber sido destinado a la lectura privada, ya que Chaucer frecuentemente se refiere a sí mismo como el escritor, más que el orador, de la obra. Determinar la audiencia prevista directamente del texto es aún más difícil, ya que la audiencia es parte de la historia. Esto hace que sea difícil saber cuándo Chaucer está escribiendo a la audiencia ficticia de peregrinos o al lector real.29

Las obras de Chaucer se distribuyeron de alguna forma mientras estaba vivo, probablemente en piezas fragmentadas o como cuentos individuales. Los estudiosos especulan que los manuscritos circulaban entre sus amigos, pero probablemente la mayoría de la gente no los conocía hasta después de su muerte. Sin embargo, la velocidad con la que los copistas se esforzaron por escribir versiones completas de su cuento en forma de manuscrito muestra que Chaucer fue un poeta famoso y respetado en su época. Los manuscritos de Hengwrt y Ellesmere son ejemplos del cuidado que se tomó para distribuir el trabajo. Existen más copias manuscritas del poema que para cualquier otro poema de su época, excepto Ayenbita de Inwyt, El pinchazo de la conciencia, una traducción de un libro de cuentos morales en francés, lo que hace que algunos eruditos le den el equivalente medieval del estatus de "best-seller". Sin embargo, incluso el más elegante de los manuscritos ilustrados no está tan decorado y fantasioso como el trabajo de autores de obras más respetables, como la literatura religiosa e histórica de John Lydgate.30

Siglo quince

John Lydgate y Thomas Occleve estuvieron entre los primeros críticos de Chaucer Cuentos, Elogiando al poeta como el mejor poeta inglés de todos los tiempos y el primero en mostrar verdaderamente lo que el lenguaje era capaz de hacer poéticamente. Este sentimiento es aceptado universalmente por los críticos posteriores a mediados del siglo XV. Brillos incluidos en cuentos de Canterbury los manuscritos de la época lo elogiaron mucho por su habilidad con la "oración" y la retórica, los dos pilares por los cuales los críticos medievales juzgaban la poesía. El más respetado de los cuentos era en este momento el Caballero, ya que estaba lleno de ambos.31

La ruta de los peregrinos y las ubicaciones reales

La ciudad de Canterbury tiene un museo dedicado a Los cuentos de Canterbury.32

El viaje de regreso postulado ha intrigado a muchos y también se han escrito continuaciones, a menudo para horror o deleite (ocasional) de los chaucerianos en todas partes, como cuentos escritos para los personajes que se mencionan pero no se les da la oportunidad de hablar. los Cuento de Beryn33 es una historia de un autor anónimo dentro de un manuscrito de la obra del siglo XV. Los cuentos se reorganizan y hay algunos interludios en Canterbury, a los que finalmente llegaron, y Beryn es el primer cuento en el viaje de regreso, contado por el comerciante. John Lydgate's Asedio de Tebas También es una representación del viaje de regreso, pero las historias en sí mismas son en realidad precuelas de la historia de origen clásico contada por el Caballero en el trabajo de Chaucer.

Legado

Los cuentos de Canterbury Es una de las obras más importantes del canon literario occidental. Es leído por prácticamente todos los estudiantes de literatura inglesa y, a menudo, es imitado y adaptado, lo que lo hace accesible a un público más amplio.

Adaptaciones literarias

El título de la obra se ha convertido en una frase cotidiana y se ha adaptado y adoptado de diversas maneras; por ejemplo Margaret Atwood's El cuento de la criada, Entre muchos otros.

Muchas obras literarias (tanto de ficción como de no ficción por igual) han utilizado un marco narrativo similar al cuentos de Canterbury en homenaje a la obra de Geoffrey Chaucer. El escritor de ciencia ficción Dan Simmons escribió su novela ganadora del Premio Hugo Hyperion basado en un grupo extra-planetario de peregrinos. El biólogo evolutivo Richard Dawkins utilizó Los cuentos de Canterbury como estructura para su libro de no ficción de 2004 sobre la evoluciónEl cuento del antepasado: una peregrinación al amanecer de la evolución. Sus peregrinos animales están en camino para encontrar al ancestro común, cada uno contando una historia sobre la evolución. El Yeoman también es conocido como "Pogue ... ¡Soy un G!"

Henry Dudeney (1857-1930) fue un matemático inglés cuyo libro Los rompecabezas de Canterbury contiene una parte que supuestamente es texto perdido de Los cuentos de Canterbury.

El novelista de misterio histórico P.C. Doherty escribió una serie de novelas basadas en Los cuentos de Canterbury, haciendo uso del marco de la historia y de los personajes de Chaucer.

Notas

  1. ↑ El santuario fue destruido en el siglo XVI durante la disolución de los monasterios.
  2. ^ Derek Pearsall. Los cuentos de Canterbury. (Londres: G. Allen y Unwin, 1985), 1
  3. 3.0 3.1 3.2 Helen Cooper Los cuentos de Canterbury. (Oxford Oxfordshire: Oxford University Press, 1996), 5
  4. ↑ Pearsall, 2
  5. ↑ Pearsall, 4
  6. ↑ Pearsall, 5
  7. ↑ Pearsall, 5-6
  8. ↑ Pearsall, 7
  9. ↑ Pearsall, 8
  10. ↑ Cooper, 6-7
  11. 11.0 11.1 11.2 Cooper, 7
  12. ↑ Pearsall, 14-15
  13. ↑ Pearsall, 10, 17
  14. ↑ Cooper, 8
  15. ↑ Pearsall, 8
  16. ↑ Cooper, 10
  17. ↑ Cooper, 10-11
  18. ↑ Cooper, 12-16
  19. ↑ Cooper, 8-9
  20. ↑ Cooper, 17-18
  21. ↑ Cooper, 18
  22. ↑ "La diversidad parece ser el principio organizador de la colección. cuentos de Canterbury incluye una gama extraordinariamente amplia de material en verso (en pareados rítmicos descapotables, verso real rimado) y prosa, que cubre una amplia gama de géneros y formas literarias; romances, fabliaux, una fábula animal, la vida de los santos, narraciones ejemplares, un tratado moral, un tratado en prosa sobre el proceso de penitencia (que concluye el juego) ". La guía Bloomsbury de literatura inglesa, Wynne-Davies, Marion, ed., (Bloombury Publishing Limited, 1990, ISBN 0136896626), 383
  23. ↑ Cooper, 22-24
  24. ↑ Cooper, 24-25
  25. ↑ Cooper, 25-26
  26. ↑ Cooper, 5-6
  27. ↑ Alexis P. Rubin, (ed.) Esparcidos entre las naciones: documentos que afectan la historia judía. 49 a 1975. (Toronto: Wall & Emerson, 1993), 106-107
  28. ^ Jane Zatta, "El cuento de la priora". Consultado el 18 de noviembre de 2008.
  29. ↑ Pearsall, 294-295
  30. ↑ Pearsall, 295-297
  31. ↑ Pearsall, 298-302
  32. ^ Museo de cuentos de Canterbury, Canterbury. Consultado el 18 de noviembre de 2008.
  33. El interludio de Canterbury y el cuento de Beryn del comerciante, Editado por John M. Bowers. Publicado originalmente en Los cuentos de Canterbury: Continuaciones y adiciones del siglo XV. (Kalamazoo, MI: Publicaciones del Instituto Medieval, 1992. ISBN 1879288230) El interludio de Canterbury y el cuento de Beryn del comercianteBiblioteca de la Universidad de Rochester.. Consultado el 1 de diciembre de 2008.

Referencias y lecturas adicionales

  • La guía Bloomsbury de literatura inglesa, Wynne-Davies, Marion, ed., Bloombury Publishing Limited, 1990, ISBN 0136896626.
  • El interludio de Canterbury y el cuento de Beryn del comerciante, Editado por John M. Bowers. Publicado originalmente en Los cuentos de Canterbury: Continuaciones y adiciones del siglo XV. Kalamazoo, MI: Publicaciones del Instituto Medieval, 1992. ISBN 1879288230.
  • Collette, Carolyn. Especies, fantasmas e imágenes: visión y psicología medieval en los cuentos de Canterbury. Ann Arbor: University of Michigan Press, 2001. ISBN 9780472111619
  • Cooper, Helen. Los cuentos de Canterbury. Oxford Oxfordshire: Oxford University Press, 1996. ISBN 0198711557.
  • Kolve, V.A. y Glending Olson, Eds. Los cuentos de Canterbury: quince cuentos y el prólogo general; Texto autorizado, fuentes y antecedentes, crítica, 2da ed. (Una edición crítica de Norton) Nueva York; Londres: W.W. Norton and Company, 2005. ISBN 0393925870.
  • Pearsall, Derek. Los cuentos de Canterbury. Londres: G. Allen y Unwin, 1985. ISBN 0048000213
  • Rubin, Alexis P., ed. Esparcidos entre las naciones: documentos que afectan la historia judía. 49 a 1975. Toronto: Wall & Emerson, 1993. ISBN 1895131103.
  • Thompson, N.S. Chaucer, Boccaccio y el debate del amor: un estudio comparativo del Decameron y los cuentos de Canterbury. Oxford: Oxford University Press, 1996. ISBN 0198123787.

Pin
Send
Share
Send