Quiero saber todo

Emperador Qianlong

Pin
Send
Share
Send


Carta del emperador Qian Long a Jorge III, 1793
Tú, oh Rey, vives más allá de los confines de muchos mares, sin embargo, impulsado por tu humilde deseo de participar de los beneficios de nuestra civilización, has enviado una misión respetuosamente con tu memorial. Su enviado ha cruzado los mares y ha presentado sus respetos en mi corte en el aniversario de mi cumpleaños. Para mostrar su devoción, también ha enviado ofertas de productos de su país.
He examinado su memorial: los términos sinceros en los que está redactado revelan una humildad respetuosa de su parte, lo cual es altamente digno de elogio. Teniendo en cuenta el hecho de que su embajador y su adjunto han recorrido un largo camino con su memorial y homenaje, les he mostrado un gran favor y he permitido que se presenten en mi presencia. Para manifestar mi indulgencia, los entretuve en un banquete y les hice numerosos regalos. También he hecho que se envíen regalos al Comandante Naval y a seiscientos de sus oficiales y hombres, aunque no vinieron a Pekín, para que ellos también puedan compartir mi amabilidad.
En cuanto a su pedido de enviar a uno de sus nacionales para que se acredite ante mi Corte Celestial y para que controle el comercio de su país con China, esta solicitud es contraria a todo uso de mi dinastía y no puede ser entretenida. Es cierto que a los europeos, al servicio de la dinastía, se les ha permitido vivir en Pekín, pero están obligados a adoptar vestimentas chinas, están estrictamente confinados en sus propios recintos y nunca se les permite regresar a sus hogares. Es de suponer que está familiarizado con nuestras regulaciones dinásticas. Su Enviado propuesto a mi Corte no podría ser colocado en una posición similar a la de los funcionarios europeos en Pekín a quienes se les prohíbe abandonar China, ni a él, por otro lado, se le puede permitir la libertad de movimiento y el privilegio de corresponder con los suyos. país; para que no ganes nada con su residencia entre nosotros ...
Si afirma que su reverencia por la dinastía Nuestra Celestial lo llena de un deseo de adquirir nuestra civilización, nuestras ceremonias y códigos de leyes difieren tan completamente de los suyos que, incluso si su Enviado pudiera adquirir los rudimentos de nuestra civilización, podría posiblemente no trasplante nuestros modales y costumbres a su tierra alienígena. Por lo tanto, por muy hábil que sea el Enviado, no se ganaría nada.
Balanceando el mundo entero, solo tengo un objetivo en mente, a saber, mantener un gobierno perfecto y cumplir con los deberes del Estado: los objetos extraños y costosos no me interesan. Si he ordenado que las ofrendas de tributo enviadas por ti, oh Rey, sean aceptadas, esto fue solo en consideración por el espíritu que te impulsó a enviarlas desde lejos. La majestuosa virtud de nuestra dinastía ha penetrado en cada país bajo el cielo, y los reyes de todas las naciones han ofrecido su costoso tributo por tierra y mar. Como su embajador puede ver por sí mismo, poseemos todas las cosas. No valoro los objetos extraños o ingeniosos, y no tengo ningún uso para los fabricantes de su país. Entonces, esta es mi respuesta a su solicitud de nombrar un representante en mi corte, una solicitud contraria a nuestro uso dinástico, que solo resultaría en inconvenientes para usted. Expliqué mis deseos en detalle y le ordené a sus enviados tributos que se fueran en paz en su viaje de regreso. Le corresponde, oh Rey, respetar mis sentimientos y mostrar una mayor devoción y lealtad en el futuro, de modo que, mediante la sumisión perpetua a nuestro Trono, pueda asegurar la paz y la prosperidad para su país en el futuro. Además de hacer obsequios (de los cuales adjunto un inventario) a cada miembro de tu Misión, te confiero, oh Rey, valiosos regalos que exceden el número usualmente otorgado en tales ocasiones, incluidas sedas y curiosidades, una lista de las cuales también es adjunto. ¡Los recibe con reverencia y toma nota de mi tierna buena voluntad hacia usted! Un mandato especial.
De E. Backhouse y J. O. P. Bland, Anales y Memorias del Tribunal de Pekín. (Boston: Houghton Mifflin, 1914), 322-331, 1793. 4

Abdicación

En octubre de 1795, después de un reinado de 60 años, Qianlong anunció oficialmente que en la primavera del año siguiente abdicaría voluntariamente de su trono y pasaría la corona a su hijo. Se dijo que Qianlong había hecho una promesa durante el año de su ascensión de no gobernar más tiempo que su abuelo, el Emperador Kangxi (康熙帝 el segundo emperador Qing). A pesar de su retiro, sin embargo, conservó el poder máximo hasta su muerte en 1799.

En previsión de su abdicación, Qianlong decidió mudarse del Salón de Cultivo Mental en la Ciudad Prohibida, la residencia dedicada solo al soberano reinante, y ordenó la construcción de su residencia en otra parte de la Ciudad Prohibida; Sin embargo, Qianlong nunca se mudó del Salón de Cultivo Mental.

Leyendas

Una leyenda dice que Qianlong era hijo de Chen Yuanlong de Haining. Cuando el emperador Kangxi eligió al heredero de su trono, no solo consideró la capacidad de su hijo para gobernar el Imperio, sino también la capacidad y el carácter de su nieto, para garantizar el reinado eterno de los manchúes en el país. El propio hijo de Yongzheng era un debilucho, por lo que subrepticiamente arregló que su hija fuera cambiada por el hijo de Chen Yuanlong, quien se convirtió en la niña de los ojos de Kangxi. Por lo tanto, Yongzheng sucedió al trono, y su "hijo", Hongli, posteriormente se convirtió en el Emperador Qianlong. Más tarde, Qianlong fue al sur del país cuatro veces y se quedó en la casa de Chen en Haining, dejando atrás su caligrafía; También emitió con frecuencia decretos imperiales que hacen y mantienen a Haining como un estado libre de impuestos.

Las historias sobre Qianlong visitando el área de Jiangnan para realizar inspecciones disfrazadas de plebeyo han sido un tema popular durante muchas generaciones. En total, Qianlong realizó ocho visitas de inspección a Jiang Nan; El emperador Kangxi hizo seis inspecciones.

Familia

El emperador Qian Long en la vejez
  • Padre: el emperador Yong Zheng (de quien fue el cuarto hijo)
  • Madre: Emperatriz Xiao Sheng Xian (1692-1777) del Clan Niuhuru (chino: 孝 聖 憲 皇后; Manchú: Hiyoošungga Enduringge Temgetulehe Hūwanghu)

Consortes

  • Emperatriz Xiao Xian Chun
  • La emperatriz degradada Ulanara, la emperatriz sin título
  • Emperatriz Xiao Yi Chun
  • Consorte noble imperial Hui Xian
  • Consorte Noble Imperial Chun Hui
  • Consorte noble imperial Shu Jia
  • Consorte noble imperial Qing Gong
  • Consorte noble imperial Zhe Min
  • Noble Consorte Ying
  • Noble Consorte Wan
  • Noble Consorte Xun
  • Noble Consorte Xin
  • Noble Consorte Yu
  • Consort Dun
  • Consort Shu
  • Consorte Rong
  • Digna señora shun

Niños

Hijos

  • Hijo mayor: Príncipe Yong Huang (1728-1750), hijo del Consorte Noble Imperial Che Min
  • 2 °: Príncipe Yong Lian 永 璉 (1730-1738), 1 ° Príncipe Heredero, hijo de la emperatriz Xiao Xian Chun
  • 5to: Príncipe Yong Qi 永琪 (1741-1766), llevaba el título Príncipe Rong de la sangre (榮親王)
  • 7mo: Príncipe Yong Zhong 永 琮 (1746-1748), 2do Príncipe Heredero, hijo de la emperatriz Xiao Xian Chun
  • 8vo: Príncipe Yong Xuan 永 璇, hijo del Consorte Noble Imperial Shu Jia
  • 11: Príncipe Yong Xin 永 瑆, hijo del Consorte Noble Imperial Shu Jia
  • 12: Príncipe Yong Ji, hijo de la emperatriz degradada Ulanara, la emperatriz sin título
  • 15: Príncipe Yong Yan 永 琰 the (Jia Qing Emperor), hijo de la emperatriz Xiao Yi Chun. En 1789 fue nombrado Príncipe Jia del 1er rango (嘉 親王).
  • 17: Príncipe Yong Lin 永 璘, dado el título de 1er Príncipe Qing Yong Lin. Su nieto es el Príncipe Yi Kuang, llevaba el título de Príncipe Qing 慶 親王 奕 劻 (febrero de 1836 - enero de 1918).
  • 18: Príncipe?

Hijas

  • 1 °: princesa? (1728-1729), hija de la emperatriz Xiao Xian Chun
  • 3 °: Princesa He Jing 固 倫 和 敬 公主 (1731-1792), hija de la emperatriz Xiao Xian Chun
  • 4to: Princesa He Jia 和 硕 和 嘉 公主 (1745-1767), hija del Consorte Noble Imperial Chun Hui
  • 5to: ¿Princesa ?, hija de la emperatriz degradada Ulanara, la emperatriz sin título
  • Séptimo: Princesa He Jing 固 伦 和 静 公主 (1756-1775), hija de la emperatriz Xiao Yi Chun
  • Décimo: La princesa He Xiao (nuera de He Shen) se salvó de la ejecución cuando el emperador Jia Qing procesó a Heshen en 1799. Le dieron algunos de los bienes de He Shen.

Ver también

  • Jean Joseph Marie Amiot
  • Giuseppe Castiglione
  • Manwen Laodang
  • Sistema Canton
  • Xi Yang Lou
  • Corredor largo

Notas

  1. ↑ Para un texto completo del edicto, ver Têng, Ssu-yü y John King Fairbank, eds., La respuesta de China a Occidente: una encuesta documental, 1839-1923. (Cambridge, MA: Harvard University Press, 1979).
  2. ↑ Para una cuenta convencional de la pregunta de la audiencia, ver Alain Peyrefitte, El imperio inmóvil traducido por Jon Rotschild (Nueva York: Knopf: Distribuido por Random House, 1992.)
    Para una crítica de la narrativa anterior, ver James L. Hevia, Apreciando a los hombres de lejos: Qing Guest Ritual y la Embajada de Macartney de 1793.(Durham: Duke University Press, 1995).
    Para una discusión sobre el libro de Hevia, vea el intercambio entre Hevia y Joseph W. Esherick en China moderna 24, no. 2 (1998).
  3. ↑ van Braam, A.E. (1797). Voyage de l'ambassade de la Compagnie des Indes Orientales hollandaises, vers l'empereur de la Chine, dans les années 1794 & 1795.
  4. ^ Estudios culturales chinos: Emperador Qian Long: Carta a George III, de E. Backhouse y JOP Bland, Annals and Memoirs of the Court of Peking (Boston: Houghton Mifflin, 1914), 322-331, 1793. Consultado el 22 de octubre de 2007 .

Referencias

  • Backhouse, E. y J. O. P. Bland. Anales y Memorias del Tribunal de Pekín. (Boston: Houghton Mifflin, 1914.
  • Elliott, Mark. El emperador Qianlong. 2007. Londres: Longman Pub Group. ISBN 9780321084446
  • Feng, Erkang. 1985. 雍正 传. Yongzheng zhuan. Zhongguo li dai di wang zhuan ji. Beijing: Ren min chu prohibirla. ISBN 701000482X
  • Hevia, James L. Apreciando a los hombres de lejos: Qing Guest Ritual y la Embajada de Macartney de 1793.(Durham: Duke University Press, 1995.
  • Ho, Chuimei y Bennet Bronson. 2004 Esplendores de la Ciudad Prohibida de China, el glorioso reinado del emperador Qianlong. Londres: Merrell. ISBN 1858942586
  • Kahn, Harold L. 1971. Monarquía en los ojos del emperador; imagen y realidad en el reinado de Chíen-pulmón. (Harvard East Asian series, 59.) Cambridge, MA: Harvard University Press. ISBN 0674582306
  • Millward, James A. 2004. Nueva historia imperial de Qing: la creación del imperio asiático interior en Qing Chengde. Londres: Routledge. ISBN 0415320062
  • Morton, W. Scott y Charlton M. Lewis. 2005 China: su historia y cultura. Nueva York: McGraw-Hill. ISBN 0071412794
  • Peterson, William J. 2002. La historia de Cambridge de China. Prensa de la Universidad de Cambridge.
  • Peyrefitte, Alain El imperio inmóvil traducido por Jon Rotschild. Nueva York: Knopf: Distribuido por Random House, 1992.
  • Têng, Ssu-yü y John King Fairbank, eds., La respuesta de China a Occidente: una encuesta documental, 1839-1923. Cambridge, MA: Harvard University Press, 1979.
  • Van Braam, A. E. 1795. Voyage de l'ambassade de la Compagnie des Indes Orientales hollandaises, vers l'empereur de la Chine, dans les années 1794 & 1795. Filadelfia: M. L. E. Moreau de Saint-Mery (en francés); ver también 2da edición en inglés: Una cuenta auténtica de la embajada de la compañía holandesa de las Indias Orientales ante la corte del emperador de China en los años 1794-1795. Londres: Phillips, 1798.
  • Wu, Silas H. L. 1979. Paso al poder: Kʻang-Hsi y su heredero aparente, 1661-1722, (Harvard East Asian series, 91.) Cambridge, MA: Harvard University Press. ISBN 9780674656253

Pin
Send
Share
Send