Quiero saber todo

Literatura griega antigua

Pin
Send
Share
Send


Literatura griega antigua se refiere a la literatura escrita en lengua griega hasta el siglo IV E.C. Este período de literatura griega se extiende desde Homero hasta el siglo IV E.C. y el surgimiento de Alejandro Magno. La literatura griega antigua junto con la Biblia hebrea proporciona la base de toda la literatura occidental.

Además de la historia y la filosofía, la literatura griega antigua es famosa por su poesía épica y lírica, así como por su drama, tanto la tragedia como la comedia. La tragedia griega antigua sigue siendo uno de los logros literarios y culturales más importantes de la literatura occidental.

Historia de la literaturaLiteratura de la Edad de Bronce:Sumerio
egipcio
AsiriobabilónicoLiteraturas clásicas:griego
latín
Pahlavi
Siríaco
sánscrito
Tamil
chinoLiteratura medievalgriego
Arábica
Kannada
japonés
anglosajón
italiano
francés
alemán
nórdico
irlandesa
persa
galés
hebreoLiteratura moderna tempranaLiteratura renacentista
Literatura barrocaLiteratura modernasiglo 18
Siglo 19
siglo 20
Archivo: COA of Greece.svg

Historia de grecia

Prehistoria de greciaCivilización Helladic, Civilización Cicládica, Civilización Mino, Civilización Micénica, Edad Oscura GriegaAntigua GreciaGrecia arcaica Grecia clásica Grecia helenística Grecia romanaGrecia medievalImperio Bizantino Grecia otomanaGrecia modernaGuerra de Independencia griega, Reino de Grecia, Ocupación eje de Grecia, Guerra Civil Griega, Junta Militar, República HelénicaHistoria actualHistoria económica de Grecia Historia militar de Grecia Historia constitucional de Grecia Nombres de los griegos Historia del arte griego

La mayor parte de la poesía y la tragedia épicas tiene sus raíces en la religión griega antigua y la mitología griega. La mitología griega ha ejercido una influencia extensa y profunda en la cultura, las artes y la literatura de la civilización occidental. Aunque las antiguas religiones griegas basadas en estos cuentos se han desvanecido hace mucho tiempo en la oscuridad, los mitos griegos permanecen vivos y vibrantes, en gran parte a través de la poesía épica y las tragedias de la literatura griega antigua, y son ricas fuentes de ficción occidental, poesía, cine y arte visual. .

Antigüedad clásica y preclásica

Los primeros escritos griegos conocidos son micénicos, escritos en el silabario Lineal B en tabletas de arcilla. Estos documentos contienen registros prosaicos en gran parte relacionados con el comercio (listas, inventarios, recibos, etc.); No se ha descubierto literatura real. Se han avanzado varias teorías para explicar esta curiosa ausencia. Una es que la literatura micénica, como las obras de Homero y otros poemas épicos, se transmitió oralmente, ya que el silabario Lineal B no es adecuado para grabar los sonidos del griego (ver principio fonológico). Otra teoría es que las obras literarias, como la reserva de una élite, fueron escritas en materiales más finos como el pergamino, que no han sobrevivido.

Poesía épica

Busto de Homero en el Museo Británico.

Al comienzo de la literatura griega se encuentran las dos obras monumentales de Homero, el Ilíada y el Odisea. La figura de Homero está envuelta en misterio. Aunque las obras tal como están ahora se le atribuyen, es cierto que sus raíces se remontan mucho antes de su tiempo (ver Pregunta homérica). los Ilíada es la famosa historia sobre la guerra de Troya. El trabajo examina la guerra a través de la persona de Aquiles, que encarna el ideal heroico griego.

Mientras que la Ilíada es puramente una obra de tragedia, el Odisea Es una mezcla de tragedia y comedia. Es la historia de Odiseo, uno de los guerreros de Troya. Después de diez años luchando en la guerra, pasa otros diez años navegando de regreso a casa con su esposa y su familia. Durante su viaje de diez años, pierde a todos sus camaradas y barcos y se dirige a casa a Ithaca disfrazado de mendigo. Ambas obras se basaron en leyendas antiguas. Las historias se cuentan en un lenguaje simple, directo y elocuente. Ambos son tan fascinantemente legibles hoy como lo fueron en la antigua Grecia.

El otro gran poeta del período preclásico fue Hesíodo. A diferencia de Homero, Hesíodo habla de sí mismo en su poesía. No se sabe nada de él de ninguna fuente externa a su propia poesía. Nació en Beocia, en el centro de Grecia, y se cree que vivió y trabajó alrededor del año 700 a.E.C. Sus dos obras fueron Obras y dias y Teogonia. La primera es una descripción fiel de la vida rural en la pobreza que él conocía tan bien, y establece principios y reglas para los agricultores. Teogonia es una cuenta sistemática de la creación y de los dioses. Describe vívidamente las edades de la humanidad, comenzando con una Edad de Oro pasada. Juntos, las obras de Homero y Hesíodo sirvieron como una especie de Biblia para los griegos. Homero contó la historia de un pasado heroico, y Hesíodo se ocupó de las realidades prácticas de la vida cotidiana.

Poesía lírica

El tipo de poesía llamada lírica recibió su nombre del hecho de que originalmente fue cantada por individuos o un coro acompañado por la lira. El primero de los poetas líricos fue probablemente Archilochus of Paros, alrededor del año 700 a.E.C. Solo quedan fragmentos de su obra, como es el caso de la mayoría de los poetas líricos. Los pocos restos sugieren que fue un aventurero amargado que llevó una vida muy turbulenta.

Los dos poetas líricos principales fueron Safo y Píndaro. Safo, que vivió en el período de 610 a.E.C. a 580 a.E.C., siempre ha sido admirado por la belleza de su escritura. Sus temas eran personales. Se ocuparon de sus amistades y disgustos con otras mujeres, aunque su hermano Charaxus fue objeto de varios poemas. Desafortunadamente, solo quedan fragmentos de sus poemas. Con Pindar, la transición se ha hecho desde la era preclásica hasta la clásica. Nació alrededor de 518 a.E.C. y es considerado el más grande de los letristas griegos. Sus obras maestras fueron los poemas que celebraron victorias atléticas en los juegos de Olympia, Delphi, Nemea y el Istmo de Corinto.

Tragedia

Los griegos inventaron el drama y produjeron obras maestras que todavía se consideran uno de los logros más importantes del drama. En la era que siguió a las Guerras Greco-Persas, el despertado espíritu nacional de Atenas se expresó en cientos de magníficas tragedias basadas en temas heroicos y legendarios del pasado. Las obras trágicas surgieron de simples canciones corales y diálogos realizados en festivales del dios Dioniso. Los ciudadanos ricos fueron elegidos para asumir los gastos de vestirse y entrenar el coro como un deber público y religioso. La asistencia a las presentaciones del festival fue considerada como un acto de adoración. Las presentaciones se llevaron a cabo en el gran teatro al aire libre de Dioniso en Atenas. Todos los mejores poetas compitieron por los premios ofrecidos por las mejores obras.

De los cientos de dramas escritos y representados durante la época clásica, solo han sobrevivido un número limitado de obras de tres autores: Esquilo, Sófocles y Eurípides. El primero de los tres fue Esquilo, quien nació en 525 a.E.C. Escribió entre 70 y 90 obras, de las cuales solo quedan siete. Muchos de sus dramas se organizaron como trilogías, grupos de tres obras sobre un solo tema. La Oresteia compuesta por Agamenón, Choephoroi (Los portadores de la libación) y Eumenides es la única trilogía sobreviviente. The Persai (Los persas) es una canción de triunfo por la derrota de los persas. Prometheus Bound es un recuento de la leyenda del Titán Prometheus, un superhumano que robó fuego del cielo y se lo dio a la humanidad.

Durante aproximadamente 16 años, entre 484 y 468 a.E.C., Esquilo se llevó el premio tras otro. Pero en 468 su lugar fue ocupado por un nuevo favorito, Sófocles. La vida de Sófocles cubrió casi todo el período de la "edad de oro" de Atenas. Ganó más de 20 victorias en los festivales dionisíacos y produjo más de 100 obras de teatro, de las cuales solo quedan siete. Su drama Antígona Es típico de su trabajo: su heroína es un modelo de auto-sacrificio femenino. Sin embargo, probablemente sea mejor conocido por Edipo Rey y su secuela, Edipo en Colón.

El tercero de los grandes escritores trágicos fue Eurípides. Escribió al menos 92 obras de teatro. Sesenta y siete de estos se conocen en el siglo XX, algunos solo en parte o solo por su nombre. Solo 19 todavía existen en su totalidad. Uno de estos es Rhesus, que algunos estudiosos creen que no fue escrito por Eurípides. Sus tragedias son sobre hombres y mujeres reales más que sobre las heroicas figuras del mito. El filósofo Aristóteles llamó a Eurípides el más trágico de los poetas porque sus obras eran las más conmovedoras. Sus dramas se realizan en el escenario moderno con más frecuencia que los de cualquier otro poeta antiguo. Su trabajo más conocido es probablemente el poderoso Medea pero su Alcestis Hipólito Mujeres troyanas, Orestes y Electra No son menos brillantes.

Comedia

Estatua de Dioniso, c. 150 E.C. (Museo del Prado, Madrid.)

Como la tragedia, la comedia surgió de un ritual en honor a Dioniso, pero en este caso las obras estaban llenas de franca obscenidad, abuso e insulto. En Atenas, las comedias se convirtieron en una parte oficial de la celebración del festival en 486 a.E.C., y se ofrecieron premios a las mejores producciones. Al igual que con los trágicos, quedan pocas obras de los grandes escritores de comedia. De las obras de escritores anteriores, solo existen algunas obras de Aristófanes. Su trabajo sigue siendo uno de los mejores ejemplos de presentación cómica y sus obras siguen siendo populares. Se burló de todos y de cada institución. Las obras de Aristófanes establecen el estándar para la audacia de la fantasía, el insulto despiadado, la indecencia incondicional y la crítica política indignante y libre. En Las aves levantó la democracia ateniense para ridiculizar. En Las nubes, atacó al filósofo Sócrates. En Lisístrata denunció la guerra. Solo 11 de sus obras han sobrevivido.

Durante el siglo IV a.E.C., se desarrolló una nueva forma llamada Nueva Comedia. Menander es considerado el mejor de sus escritores. Sin embargo, no queda nada de sus competidores, por lo que es difícil hacer comparaciones. Las obras de teatro de Menandro, de las cuales ahora solo existe el Dyscolus (Misanthrope), no trataron los grandes temas públicos como los de Aristófanes. Se concentró en cambio en personajes ficticios de la vida cotidiana: padres severos, jóvenes amantes, esclavos intrigantes y otros. A pesar de su enfoque más limitado, las obras de Menander influyeron en las generaciones posteriores. Fueron adaptados libremente por los poetas romanos Plautus y Terence en los siglos tercero y segundo a.E.C. Las comedias del dramaturgo francés Molière recuerdan a las de Menander.

Historiografía

La edad clásica de Grecia produjo dos de los pioneros de la historia: Heródoto y Tucídides. Heródoto es comúnmente llamado el padre de la historia, y su "Historia" contiene el primer uso verdaderamente literario de la prosa en la literatura occidental. De los dos, Tucídides fue el mejor historiador según los estándares modernos. Su uso crítico de las fuentes, la inclusión de documentos y la laboriosa investigación hicieron de su Historia de la Guerra del Peloponeso una influencia significativa en las generaciones posteriores de historiadores.

Un tercer historiador de la antigua Grecia, Jenofonte, comenzó su 'Hellenica' donde Tucídides terminó su trabajo alrededor del 411 a.E.C. y llevó su historia a 362 a.E.C. Sus escritos fueron superficiales en comparación con los de Tucídides, pero escribió con autoridad en asuntos militares. Su mejor trabajo es el Anabasis, un relato de su participación en un ejército mercenario griego que intentó ayudar al Ciro persa a expulsar a su hermano del trono. Jenofonte también escribió tres obras en alabanza al filósofo Sócrates: Disculpa, Simposio, y Cosas memorables. Aunque tanto Jenofonte como Platón conocían a Sócrates, sus relatos son muy diferentes, proporcionando una comparación interesante entre la opinión del historiador militar y la del poeta-filósofo.

Filosofía

El mayor logro del siglo IV fue en filosofía. Había muchos filósofos griegos, pero tres nombres sobresalen del resto: Sócrates, Platón y Aristóteles. Es imposible calcular la enorme influencia que estos pensadores han tenido en la sociedad occidental. Alfred North Whitehead afirmó una vez que toda la filosofía no es más que una nota al pie de página para Platón. Sócrates no escribió nada, pero se cree que su pensamiento (o una presentación razonable del mismo) se debe a los primeros diálogos socráticos de Platón. Aristóteles prácticamente no tiene rivales entre científicos y filósofos. La primera oración de su Metafísica lee: "Todos los hombres por naturaleza desean saber". Por lo tanto, ha sido llamado el "Padre de los que saben". Su discípulo medieval Tomás de Aquino se refirió a él simplemente como "el filósofo". Aristóteles era estudiante en la Academia de Platón, y se sabe que, como su maestro, escribió diálogos o conversaciones. Ninguno de estos existe hoy. El cuerpo de escritos que se ha reducido hasta el presente probablemente representa conferencias que pronunció en su propia escuela en Atenas, el Liceo. Incluso a partir de estos libros es evidente la enorme gama de sus intereses. Exploró otros asuntos además de los que hoy se consideran filosóficos. Los tratados que existen cubren la lógica, las ciencias físicas y biológicas, la ética, la política y el gobierno constitucional. También hay tratados sobre El alma y Retórica. Su Poética Ha tenido una enorme influencia en la teoría literaria y ha servido como interpretación de la tragedia durante más de 2.000 años. Con su muerte en 322 a.E.C., la era clásica de la literatura griega llegó a su fin. En los siglos sucesivos de la escritura griega, nunca más hubo un florecimiento de genio tan brillante como apareció en los siglos V y IV a.E.C. Para los lectores de hoy hay excelentes traducciones modernas de la literatura griega clásica. La mayoría están disponibles en ediciones de bolsillo.

Era helenística

Para 338 a.E.C. Todas las ciudades-estado griegas, excepto Esparta, habían sido conquistadas por Felipe II de Macedonia. El hijo de Felipe, Alejandro Magno, extendió en gran medida las conquistas de su padre. Al hacerlo, inauguró lo que se llama la Edad Helenística. Las conquistas de Alejandro fueron en Oriente, y la cultura griega cambió primero en esa dirección. Atenas perdió su estatus preeminente como líder de la cultura griega, y fue reemplazado temporalmente por Alejandría, Egipto.

La ciudad de Alejandría en el norte de Egipto se convirtió, desde el siglo III a.E.C., en el centro destacado de la cultura griega. También pronto atrajo a una gran población judía, por lo que es el centro más grande para la erudición judía en el mundo antiguo. Además, más tarde se convirtió en un importante punto focal para el desarrollo del pensamiento cristiano. El Museo o Santuario de las Musas, que incluía la biblioteca y la escuela, fue fundado por Ptolomeo I. La institución fue desde el principio pensada como una gran escuela y biblioteca internacional. La biblioteca, que finalmente contenía más de medio millón de volúmenes, estaba principalmente en griego. Sirvió como depósito para cada obra griega del período clásico que se podía encontrar.

Poesía helenística

Jason y el vellocino de oro, de Apolonio Argonautica

La poesía griega posterior floreció principalmente en el siglo III a.E.C. Los principales poetas fueron Teócrito, Calímaco y Apolonio de Rodas. Teócrito, que vivió entre 310 y 250 a.E.C., fue el creador de la poesía pastoral, un tipo que el romano Virgilio dominó en sus Eclogues. De su poesía rural-agrícola, Harvest Home es considerado el mejor trabajo. También escribió mimos, obras poéticas ambientadas en el país, así como pequeñas epopeyas y poesía lírica.

Callimachus, que vivía al mismo tiempo que Theocritus, trabajó toda su vida adulta en Alejandría, compilando un catálogo de la biblioteca. Solo sobreviven fragmentos de su poesía. La obra más famosa fue Aetia (Causas). Una elegía en cuatro libros, el poema explica el origen legendario de costumbres, festivales y nombres oscuros. Su estructura se convirtió en un modelo para la obra del poeta romano, Ovidio. De sus elegías para ocasiones especiales, la más conocida es el "Candado de Berenice", una poesía de la corte que luego fue adaptada por el romano Catulo. Callimachus también escribió poemas cortos para ocasiones especiales y al menos una breve epopeya, el "Ibis", dirigida contra su antiguo alumno, Apolonio.

Apolonio de Rodas nació alrededor del año 295 a.E.C. Es mejor recordado por su épica "Argonautica", sobre Jason y sus compañeros en busca del vellón dorado. Apolonio estudió con Calímaco, con quien luego se peleó. También se desempeñó como bibliotecario en Alejandría durante unos 13 años. Además de la "Argonautica", escribió poemas sobre la fundación de ciudades, así como una serie de epigramas. El poeta romano Virgilio fue fuertemente influenciado por la "Argonautica" al escribir su Eneida. Los poetas menores del siglo III incluyen Aratus de Soli y Herodas. Aratus escribió "Phaenomena", una versión poética de un tratado sobre las estrellas de Eudoxus de Cnidus, que había vivido en el siglo IV. Herodas escribió mimos que recuerdan a los de Teócrito. Sus obras dan una idea del entretenimiento popular de la época. El mimo y la pantomima fueron una forma importante de entretenimiento durante el primer Imperio Romano.

El ascenso de roma

Si bien la transición de la ciudad-estado al imperio afectó mucho a la filosofía, cambiando el énfasis de la teoría política a la ética personal, las letras griegas continuaron floreciendo tanto bajo los Sucesores (especialmente los Ptolomeos) como bajo el dominio romano. Los romanos con talento literario o retórico miraban los modelos griegos, y la literatura griega de todo tipo seguía siendo leída y producida tanto por hablantes nativos de griego como por autores romanos. Una característica notable de este período fue la expansión de la crítica literaria como género, particularmente como lo ejemplifican Demetrio, Pseudo-Longino y Dionisio de Halicarnaso. La novela griega, tipificada por Chariton Callirhoe y el Héroe y leander de Pseudo-Musaeus, también surgió. El Nuevo Testamento, escrito por varios autores en diversas cualidades del griego koiné, también proviene de este período e incluye un género literario único, los Evangelios y las Epístolas de San Pablo.

Historiografía

Los historiadores importantes en el período posterior a Alejandro fueron Timeo, Polibio, Diodoro Siculus, Dionisio de Halicarnaso, Apio de Alejandría, Arriano y Plutarco. El período de tiempo que cubren se extendió desde finales del siglo IV a.E.C. hasta el siglo II E.C.

Timeo nació en Sicilia, pero pasó la mayor parte de su vida en Atenas. Su Historia, aunque perdido, es significativo debido a su influencia en Polibio. En 38 libros cubrió la historia de Sicilia e Italia hasta el año 264 a.E.C., el punto de partida de la obra de Polibio. Timeo también escribió el "Olympionikai", un valioso estudio cronológico de los Juegos Olímpicos. Polibio nació alrededor del año 200 a.E.C. Fue llevado a Roma como rehén en 168. En Roma se hizo amigo del general Escipión Emilio. Probablemente acompañó al general a España y África del Norte en las guerras contra Cartago. Estuvo con Scipio en la destrucción de Cartago en 146. La historia en la que descansa su reputación consistía en 40 libros, cinco de los cuales se han conservado junto con varios extractos. Son una vívida recreación del ascenso de Roma al poder mundial. Un libro perdido Táctica, asuntos militares cubiertos.

Diodoro Siculus vivió en el siglo I a. C., la época de Julio César y Augusto. Él escribió una historia universal, Bibliotheca historica, en 40 libros De estos, quedan los primeros cinco y los días 11 al 20. Las dos primeras partes cubrieron la historia a través de la era helenística temprana. La tercera parte lleva la historia al comienzo de las guerras de César en la Galia, ahora Francia. Dionisio de Halicarnaso vivió a fines del siglo I a. C. Su historia de Roma desde sus orígenes hasta la Primera Guerra Púnica (264 a 241 a.E.C.) está escrita desde un punto de vista romano, pero se investiga cuidadosamente. También escribió una serie de otros tratados, incluidos En imitación, Comentarios sobre los antiguos oradores, y Sobre la disposición de las palabras.

Appian y Arrian vivieron en el siglo II E.C. Appian escribió sobre Roma y sus conquistas, mientras que Arrian es recordado por su trabajo en las campañas de Alejandro Magno. Arrian sirvió en el ejército romano. Por lo tanto, su libro se concentra en gran medida en los aspectos militares de la vida de Alejandro. Arrian también escribió un tratado filosófico, el Diatribai, basado en las enseñanzas de su mentor Epicteto. El más conocido de los últimos historiadores griegos para los lectores modernos es Plutarco, quien murió alrededor del año 119 E.C. Vidas paralelas Cada generación ha leído a grandes líderes griegos y romanos desde que se publicó el trabajo por primera vez. Su otro trabajo sobreviviente es el Moralia Una colección de ensayos sobre temas éticos, religiosos, políticos, físicos y literarios.

Ciencias y matematicas

Eratóstenes de Alejandría, quien murió alrededor de 194 a.E.C., escribió sobre astronomía y geografía, pero su trabajo se conoce principalmente por resúmenes posteriores. Se le atribuye ser la primera persona en medir la circunferencia de la Tierra. Mucho de lo que escribieron los matemáticos Euclides y Arquímedes se ha conservado. Euclides es conocido por su Elementos, gran parte de la cual fue extraída de su predecesor, Eudoxo de Cnido. los Elementos es un tratado sobre geometría, y ha ejercido una influencia continua sobre las matemáticas. Desde Arquímedes, varios tratados han llegado hasta el presente. Entre ellos están Medida del círculo, en el que calculó el valor de Pi; Método sobre teoremas mecánicos, sobre su trabajo en mecánica; The Sand Reckoner; y En cuerpos flotantes. Actualmente se está estudiando un manuscrito de sus obras.

El médico Galen, en la historia de la ciencia antigua, es la persona más importante en medicina después de Hipócrates, quien sentó las bases de la medicina en el siglo V a.E.C. Galen vivió durante el siglo II E.C. Fue un cuidadoso estudiante de anatomía, y sus obras ejercieron una poderosa influencia en la medicina durante los siguientes 1.400 años. Strabo, quien murió alrededor del 23 E.C., era geógrafo e historiador. Su Bocetos Históricos en 47 volúmenes se ha perdido casi todo. Su Bocetos Geográficos permanecen como el único libro antiguo existente que cubre toda la gama de personas y países conocidos por los griegos y romanos hasta la época de Augusto. Pausanias, que vivió en el siglo II E.C., también fue geógrafo. Su Descripcion de Grecia es una guía invaluable de lo que ahora son ruinas antiguas. Su libro toma la forma de una gira por Grecia, comenzando en Atenas. La precisión de sus descripciones ha sido probada por excavaciones arqueológicas. El científico de la época romana que tuvo la mayor influencia en las generaciones posteriores fue sin duda el astrónomo Ptolomeo. Vivió durante el siglo II E.C., aunque se sabe poco de su vida. Su obra maestra, originalmente titulada La colección matemática, ha llegado al presente bajo el título Almagesto, tal como fue traducido por los astrónomos árabes con ese título. Fue Ptolomeo quien ideó una descripción detallada de un universo centrado en la Tierra, una noción que dominó el pensamiento astronómico durante más de 1.300 años. La visión ptolemaica del universo perduró hasta que Copérnico, Galileo, Kepler y otros primeros astrónomos modernos lo reemplazaron con heliocentrismo.

Filosofía

Las obras filosóficas posteriores no fueron rival para Platón y Aristóteles. Epicteto, quien murió alrededor de 135 E.C., estaba asociado con la filosofía moral de los estoicos. Sus enseñanzas fueron recogidas por su alumno Arrian en el Discursos y el Encheiridion (Manual de estudio). Diógenes Laercio, que vivió en el siglo III, escribió Vidas, enseñanzas y dichos de filósofos famosos, Un libro de consulta útil. Otro filósofo importante de su época fue Plotino. Transformó la filosofía de Platón en una escuela llamada neoplatonismo. Su Enneads tuvo una amplia influencia en el pensamiento europeo al menos hasta el siglo XVII

Legado

Prácticamente toda la literatura occidental ha sido influenciada por la literatura griega antigua. Su influencia es tan omnipresente que prácticamente todos los artistas importantes, desde William Shakespeare hasta James Joyce, están en deuda. Además de la literatura moderna, su influencia se ha sentido de otras maneras. Los fundamentos del psicoanálisis de Sigmund Freud se originan en el complejo de Edipo, que se basa en la tragedia de Sófocles.

Referencias

  • Beye, Charles Rowan. 1987. Literatura griega antigua y sociedad. Ithaca, Nueva York: Cornell University Press. ISBN 0801418747.
  • Easterling, P.E. y B.M.W. Knox (eds.). 1985. La historia de Cambridge de la literatura clásica: literatura griega: volumen 1. Nueva York: Cambridge University Press. ISBN 0521210429.
  • Flacelière, Robert. 1964. Una historia literaria de Grecia. Traducido por Douglas Garman. Chicago: pub Aldine. Co. OCLC 308150
  • Gutzwiller, Kathryn. 2007 Una guía de literatura helenística. Blackwell ISBN 0631233229.
  • Hadas, Moisés. 1950. Una historia de la literatura griega. Nueva York, NY: Columbia University Press. OCLC 307596
  • Lesky, Albin. 1966 Una historia de la literatura griega. Traducido por James Willis y Cornelis de Heer. Nueva York: Crowell. OCLC 308152
  • Schmidt, Michael. 2004 Los primeros poetas: vidas de los poetas griegos antiguos. Londres: Weidenfeld y Nicolson. ISBN 0297643940.
  • Trypanis, C.A. 1981 Poesía griega de Homero a Seferis. Prensa de la Universidad de Chicago. ISBN 9780226813165.
  • Whitmarsh, Tim. 2004 Literatura Griega Antigua. Cambridge: Polity Press. ISBN 0745627927.

Ver el vídeo: DOCUMENTAL LITERATURA GRIEGA (Diciembre 2020).

Pin
Send
Share
Send