Pin
Send
Share
Send


Pascua (Pesaj, Pesakh) -también llamado Festival de los panes sin levadura-es una festividad judía que conmemora el éxodo y la libertad de los israelitas del antiguo Egipto. Comienza el decimoquinto día de Nisan (en el calendario hebreo), normalmente a principios de la primavera.

El nombre Pascua (Pesakh, que significa "saltar" o pasar) se deriva de la noche de la Décima Peste, cuando el Ángel de la Muerte vio la sangre del cordero de la Pascua en los postes de las puertas de las casas de Israel y los "saltó" (Éxodo 12), absteniéndose de matar a su primogénito. Al día siguiente, el faraón finalmente permitió que los israelitas salieran de Egipto. La comida ritual del Seder de Pascua conmemora este evento.

El nombre Fiesta de panes sin levadura (Khag Ha'Matsot) se refiere al período de una semana en que se come pan sin levadura o matzo ("pan plano") en lugar de pan normal. Esta tradición recuerda el pan horneado apresuradamente que los israelitas comieron después de su salida precipitada de Egipto. Junto con Sucot ("Tabernáculos") y Shavuot ("Pentecostés"), la Pascua es uno de los tres festivales de peregrinación durante el cual se animó a toda la población judía a peregrinar a Jerusalén, en el momento en que el Templo en Jerusalén todavía estaba en pie. .

La Pascua también representa un punto de conjunción entre el judaísmo y el cristianismo, ya que se describe a Jesús viajando con su familia para hacer la tradicional peregrinación de la Pascua en Lucas 2:41, y la Última Cena, en los Evangelios sinópticos, fue un Seder de Pascua.

Orígenes del festival

Dios, representado como un ángel vengador, se salta un hogar israelita al ver la sangre de cordero pintada en los postes de sus puertas.

El verbo "pasàch" (hebreo: פָּסַח) se menciona por primera vez en el relato de la Torá del Éxodo de Egipto (Éxodo 12:23). Se encuentra en las palabras de Moisés que Dios "pasará por alto" las casas de los israelitas durante la última de las Diez Plagas de Egipto, el asesinato del primogénito. En la noche de esa plaga, los israelitas untaron sus dinteles y postes con la sangre del sacrificio de la Pascua y se salvaron.

El termino pesach también se refiere al cordero o cabrito que fue designado como el sacrificio de la Pascua (llamado Korban Pesach en hebreo). Cuatro días antes del Éxodo, se ordenó a los israelitas que pusieran a un lado un cordero o un cabrito (Éxodo 12: 3) y lo inspeccionaran diariamente para detectar imperfecciones. Durante el día del 15 de Nisan, iban a matar al animal y usar su sangre para marcar sus dinteles y los postes de las puertas. Hasta la medianoche del quince de Nisan, debían consumir el cordero. Cada familia (o grupo de familias) se reunió para comer una comida que incluía la carne del Korban Pesach mientras que la Décima Plaga devastó Egipto.

Según los relatos tradicionales, en los años siguientes, durante la existencia del Tabernáculo y más tarde el Templo en Jerusalén, el Korban Pesach fue comido durante la Pascua Seder el 15 de Nisan. Sin embargo, después de la destrucción del Templo, no se podían ofrecer ni comer sacrificios. La historia de la Korban Pesach por lo tanto, se vuelve a contar en el Seder de Pascua, y el alimento simbólico que lo representa en el plato del Seder suele ser un hueso de cordero asado, alitas de pollo o cuello de pollo.

El término en inglés "Pascua" entró en uso a través de la traducción de William Tyndale de la Biblia en el siglo XVI, y más tarde apareció también en la versión King James.

Vista crítica

Los eruditos bíblicos modernos a menudo cuestionan el origen de la Pascua, creyendo que el ritual probablemente no se celebró universalmente en la antigua Judá e Israel, sino que se adoptó relativamente tarde. La Biblia menciona dos ocasiones cuando la fiesta fue instituida o reinstituida a nivel nacional en el Reino de Judá: durante el reinado del rey Ezequías (2 Crónicas 30) y también durante el reinado del rey Josías (2 Reyes 23). No hay constancia de su celebración oficial en el norte del Reino de Israel, aunque los samaritanos de una época posterior aparentemente lo celebraron, al igual que los samaritanos sobrevivientes de hoy.

Una teoría prominente es que la tradición de la Pascua se originó con un grupo entre las personas que luego se conocieron como las 12 tribus de Israel, y que esta tradición fue adoptada oficialmente como una fiesta nacional en tiempos de Ezequías y / o Josías. Sirvió para reforzar la mitología nacional de las tribus como una federación nacional con un origen común (en Jacob) y una tradición legal común dada por Moisés. Se ve un escenario similar en los tiempos modernos cuando los Estados Unidos adoptaron la tradición del Día de Acción de Gracias como una fiesta nacional unificadora en la que la mayoría de los estadounidenses participan hoy, a pesar de que pocos estadounidenses contemporáneos tienen antepasados ​​que estuvieron presentes en el primer Día de Acción de Gracias.

El Seder de la Pascua

Haggadah alemana iluminada del siglo XIV para la Pascua. El texto en esta página comienza con el Salmo 79 versículo 6.

Es tradicional que una familia judía se reúna en la primera noche de Pascua (las dos primeras noches fuera de la tierra de Israel) para una cena especial llamada Seder (סדר- derivado de la palabra hebrea para "orden", refiriéndose a lo muy específico orden del ritual). La mesa está puesta con los mejores platos de porcelana y porcelana para reflejar la importancia de esta comida. Durante esta ceremonia, la historia del Éxodo de Egipto se vuelve a contar utilizando un texto especial llamado Haggadah. Se consumen cuatro copas de vino en varias etapas de la narración. La Hagadá divide el procedimiento de la noche en estas 15 partes:

  1. Kadeish קדש (Recital de Kiddush bendición y bebida de la primera copa de vino)
  2. Urchatz ורחץ (El lavado de las manos)
  3. Karpas כרפס (Sumergir las Karpas en agua salada)
  4. Yachatz יחץ (Rompiendo el matzo medio; la pieza más grande se convierte en el afikoman que se come más tarde durante el ritual de Tzafun)
  5. Maggid מגיד (Volver a contar la historia de la Pascua, incluido el recital de las "Cuatro preguntas" y beber la segunda copa de vino)
  6. Rachtzah רחצה (Segundo lavado de manos)
  7. Motzi מוציא (Bendición tradicional antes de comer productos de pan)
  8. Matzo מצה (Bendición antes de comer matzo)
  9. Maror מרור (Comer del maror)
  10. Koreich כורך (Comer un sándwich hecho de matzo y maror)
  11. Shulchan Oreich שולחן עורך (lit. "poner la mesa" -la porción de la comida festiva)
  12. Tzafun צפון (Comer del afikoman)
  13. Bareich ברך (Bendición después de la comida y bebida de la Tercera Copa de Vino)
  14. Hallel הלל (Recital del Hallel, recitado tradicionalmente en festivales; bebida de la Cuarta Copa de Vino)
  15. Nirtzah נירצה (Conclusión)
Una mesa de Pascua familiar

El Seder está repleto de preguntas, respuestas y prácticas especiales para despertar el interés y la curiosidad de los niños en la mesa. Los niños también son recompensados ​​con nueces y dulces cuando hacen preguntas y participan en la discusión del Éxodo y sus consecuencias. Del mismo modo, se les anima a buscar el afikoman, El trozo de matzá que es lo último que se come en el Seder. El niño o niños que descubren el escondite del afikoman son recompensados ​​con un premio o dinero. En reuniones más grandes, la participación e interacción del público es la regla, y los Seders de muchas familias duran toda la noche con discusiones animadas y mucho canto. El Seder concluye con canciones adicionales de alabanza, fe e incluso alegría infantil impresas en la Haggadah.

En el judaísmo reformista y entre las familias no observantes, los Seders presentan oportunidades para compartir la tradición de la Pascua con los no judíos. Sin embargo, las familias ortodoxas generalmente observan la tradición de que solo aquellos obligados a llevar el sacrificio de la Pascua al Templo pueden participar en la fiesta.

Mandamientos

Nota: Los mandamientos con respecto a la Pascua no son observados estrictamente por la mayoría de los judíos. Sin embargo, para los judíos ortodoxos, representan una obligación importante y sagrada.

Korban Pesach

Cuando el Templo estaba de pie, el foco del festival de la Pascua era el Korban Pesach (literalmente, "sacrificio de Pesaj", también conocido como el "Cordero Pascual"). Se requirió que cada familia o familia extendida ofreciera un cordero o un cabrito en el Templo Judío en la tarde del día catorce de Nisan (Números 9:11) y lo comiera esa noche. Entre aquellos que no podían ofrecer o comer el Korban Pesach eran: un apóstata (Éxodo 12:43), un sirviente (Éxodo 12:45), un hombre incircunciso (Éxodo 12:48), una persona en un estado de impureza ritual. Las mujeres estaban obligadas, como hombres, a realizar el Korban Pesach y participar en un Seder.

Hoy, en ausencia del Templo, la mitzvá del Korban Pesach se conmemora en forma de un alimento simbólico colocado en el plato de Seder de la Pascua, que generalmente es un hueso asado. Los judíos Ashkenazic tienen la costumbre de no comer cordero o cabra durante el Seder en deferencia a la ausencia del Templo. Sin embargo, muchos judíos sefardíes tienen la costumbre opuesta de comer carne de cordero o de cabra durante el Seder en memoria del Korban Pesach.

Matzo

Matzo hecho a máquina, el sustituto tradicional del pan que se come en la Pascua.

El comer matzá ocupa un lugar destacado en el Seder de Pascua. Hay varias explicaciones para comer matzá en la Pascua. Muchos sostienen que es porque los hebreos salieron de Egipto con tanta prisa que no hubo tiempo para permitir que el pan se levante y, por lo tanto, el pan plano, el matzo, es un recordatorio del Éxodo. Otros estudiosos enseñan que en la época del Éxodo, el matzo se horneaba comúnmente con el propósito de viajar porque se conservaba bien y era liviano de transportar. Sugieren que el matzo fue horneado intencionalmente para el largo viaje por delante.

Jametz

Jametz (חמץ, "levadura") se refiere a un producto de grano que ya está fermentado (por ejemplo, pan, pastel y pasta) o una sustancia que puede fermentar productos de grano (por ejemplo, levadura o masa madre).

Los mandamientos de la Torá con respecto a jametz son:

  • Para eliminar todo jametz desde la casa de uno (Éxodo 12:15).
  • Abstenerse de comer jametz o mezclas que contienen jametz durante la Pascua (Éxodo 13: 3, Éxodo 12:20, Deuteronomio 16: 3).
  • No poseer jametz en el dominio de uno durante la Pascua (Éxodo 12:19, Deuteronomio 16: 4).

Tradicionalmente, durante la Pascua, el único producto de grano que se puede poseer o comer es uno en el que la harina y el agua no se han combinado durante más de 18-22 minutos.

Maror

Tres tipos de maror de izquierda a derecha: rábano picante rallado mezclado con remolacha cocida y azúcar (conocido como chrein en yiddish); lechuga romana; raíz de rábano picante entera

A los israelitas se les ordenó comer Maror hierbas amargas (típicamente, rábano picante o lechuga romana), junto con matzá y el sacrificio de la Pascua Éxodo 12: 8. En ausencia del Templo, los judíos no pueden traer el sacrificio de la Pascua. Este mandamiento se cumple hoy al comer de Maror tanto por sí mismo como junto con matzo en una Koreich-Sándwich durante la Pascua Seder.

Contando el éxodo

En la primera noche de Pascua (las dos primeras noches fuera de Israel), un judío debe contar la historia del éxodo de Egipto. Este mandamiento se realiza durante el Seder de la Pascua.

Las cuatro copas de vino

Aunque no se ordena en la Torá misma, existe una tradición rabínica, considerada vinculante para los judíos observantes, de beber cuatro copas de vino (o jugo de uva puro) durante el Seder. Esto se aplica tanto a hombres como a mujeres. La Mishná dice (Pes. 10: 1) que incluso el hombre más pobre de Israel tiene la obligación de beber. Cada copa está conectada a una parte diferente del Seder: la primera copa es para Kidush, la segunda copa está relacionada con el recuento del éxodo, el consumo de la tercera copa concluye la comida y la cuarta copa está asociada con Hallel El himno de acción de gracias.

Observancias

Remoción y venta de jametz

De acuerdo con la mitzvá de no comer o poseer productos fermentados durante la Pascua, las familias judías estrictamente religiosas suelen pasar las semanas antes de las vacaciones en una ráfaga de limpieza de la casa. El propósito es eliminar cada bocado de productos de granos fermentados (llamado jametz) de todos los armarios y rincones de la casa. La búsqueda de jametz a menudo es minucioso, ya que las habitaciones y las cocinas de los niños se limpian de arriba a abajo y los paquetes o trozos de galletas o galletas olvidados se descubren debajo de las camas y dentro de los armarios. Aunque muchos aseguran que ni siquiera una migaja de jametz permanece, el Halakha solo requiere la eliminación de cantidades de levadura del tamaño de una aceituna de la posesión de uno.

Mientras tanto, la familia intenta consumir o deshacerse de todos los comestibles. jametz productos (como pan, pasta, galletas, mezclas de sopas e incluso matzá no kosher para pascua) para no tener nada antes de la mañana antes de que comiencen las vacaciones.

Búsqueda formal de jametz

Después del anochecer el 14 de Nisan, una búsqueda formal de productos fermentados (Bedikat Jametz) Es conducido. El jefe de la casa lee una bendición (על ביעור חמץ - al biyur jametz, "en la eliminación de jametz") y procede a ir de una habitación a otra y de un armario a otro para asegurarse de que no queden migajas en ningún rincón. Hay una costumbre de apagar las luces en la habitación que se está buscando y realizar la búsqueda con velas, una pluma y una cuchara de madera. La luz de las velas ilumina eficazmente las esquinas sin proyectar sombras; la pluma puede sacar el polvo de las migajas de sus escondites; y la cuchara de madera que recoge las migajas se puede quemar al día siguiente con el jametz.

Tradicionalmente, diez bocados de pan se envuelven cuidadosamente en papel de aluminio o plástico y se "esconden" en la casa antes de que comience la búsqueda. Esto asegura que el jefe de la casa encontrará algo jametz para que su bendición no sea en vano.

Por la mañana, todos los productos fermentados que se encontraron durante la búsqueda, junto con los diez bocados de pan, se queman (s'rayfat jametz) El jefe de familia declara cualquier jametz que tal vez no se haya encontrado nulo e inválido "como el polvo de la tierra" (biyur jametz) Debería más jametz en realidad se encuentra en la casa durante las vacaciones de Pascua, debe quemarse.

diferente a jametz, que se puede comer cualquier día del año, excepto durante la Pascua, los alimentos kosher para la Pascua se pueden comer en la Pascua y durante todo el año. No necesitan ser quemados después de que finalicen las vacaciones.

Matzo hornear

Imagen de matzo hecho a máquina, la comida "oficial" de la Pascua

Las semanas previas a la Pascua también son el momento de hornear los matzos que se comerán durante las vacaciones. En las comunidades judías ortodoxas, los hombres se reúnen tradicionalmente en grupos (chaburas) para hornear una versión especial de matzo hecho a mano llamada shmura matzo ("matzo guardado", refiriéndose al hecho de que el trigo está protegido de la contaminación por jametz desde el momento en que se corta en el verano hasta que se hornea en matzos para la próxima Pascua). Como la masa se enrolla a mano, shmura matzos salga grande y redondo. Chaburas también trabajan juntos en fábricas de matzo hechas a máquina, que producen el matzo típicamente cuadrado que se vende en las tiendas.

El proceso de horneado requiere mucho tiempo, ya que cada lote de masa solo se puede trabajar de principio a fin (desde mezclar la harina y el agua hasta sacarlo del horno) durante 18-22 minutos, según la costumbre. En consecuencia, solo se puede hornear una pequeña cantidad de matzos a la vez. los chabura Los miembros deben trabajar constantemente la masa para que no se fermente y se levante.

Hecho a mano shmura matzo

Se pasa una herramienta de corte especial sobre la masa justo antes de hornear para crear los agujeros punteados familiares en el matzo. Después de que hayan transcurrido los 18-22 minutos y los matzos salgan del horno, se limpia y barre toda el área de trabajo para asegurarse de que no queden trozos de masa. Por definición, cualquier trozo de masa perdido ahora jametz, y puede invalidar el próximo lote de matzo si entran en contacto con él.

Los subproductos de matzá, como el matzá farfel (trozos rotos de matzá) y la harina de matzá (matzá finamente molido) se utilizan como sustitutos de la harina en la cocción de pasteles y galletas de Pascua.

Vajilla de Pascua

Debido a la estricta separación entre los productos matzo y jametz Durante la Pascua, las familias generalmente poseen juegos completos de platos, cristalería y cubiertos que se reservan para su uso solo durante la Pascua. Bajo ciertas circunstancias, algunos jametz los utensilios se pueden sumergir en agua hirviendo (hagalat keilim) para purgarlos de cualquier rastro de jametz se han acumulado durante todo el año. Muchas familias sefardíes lavan a fondo su cristalería durante todo el año y luego la usan para la Pascua, ya que la posición sefardí es que el vidrio no absorbe suficientes restos de comida como para presentar un problema.

Ayuno del primogénito

En la mañana antes de la Pascua, tiene lugar el ayuno del primogénito. Este ayuno conmemora la salvación de los primogénitos israelitas durante la plaga del primogénito (según el Libro del Éxodo, la décima de las diez plagas que se realizaron en el antiguo Egipto antes del Éxodo de los hijos de Israel), cuando, según el Éxodo (12 : 29): "... Dios golpeó a todos los primogénitos en la Tierra de Mitzrayim (antiguo Egipto) ..."

En la práctica, sin embargo, la mayoría de los primogénitos solo ayunan hasta el final del servicio de oración de la mañana en la sinagoga. Esto se debe a la costumbre generalizada de que un miembro de la congregación realice una siyum (ceremonia que marca la finalización de una sección del aprendizaje de la Torá) justo después de los servicios e invite a todos a participar en una comida de celebración. Según la costumbre generalizada, participar de esta comida elimina la obligación de ayunar.

Otras celebraciones

"La Pascua de los judíos": facsímil de una miniatura de un misal del siglo XV, adornado con pinturas de la Escuela de Van Eyck

En la Tierra de Israel, el feriado dura siete días y el primer y último día son feriados importantes en los que, en el judaísmo ortodoxo y conservador, no se realiza ningún trabajo y se cumplen la mayoría de las observancias del Shabat. El Seder se lleva a cabo el primer día.

Fuera de la Tierra de Israel, en el judaísmo ortodoxo y conservador, el feriado dura ocho días, y los primeros dos días y los últimos dos días son feriados importantes. Se realiza un Seder dos veces, tanto en el primer como en el segundo día. En los días intermedios se puede realizar el trabajo.

Los días intermedios de la Pascua se conocen como Chol HaMoed (festivos entre semana) y están imbuidos de un estado semi-festivo. Es un momento para salidas familiares y almuerzos de picnic de matzá, huevos duros, frutas y verduras y golosinas de Pascua como macarrones y dulces caseros.

La prohibición de comer productos alimenticios con levadura y harina regular durante la Pascua da como resultado un mayor consumo de papas, huevos y aceite, además de leche y quesos frescos, carne y pollo frescos, y frutas y verduras frescas. Para hacer un "pastel de Pascua", las recetas requieren almidón de papa o "harina de pastel de Pascua" (hecha de matzo finamente granulado) en lugar de harina regular, y una gran cantidad de huevos (ocho o más) para lograr la esponjosidad. Las recetas de galletas usan matzo farfel (trozos rotos de matzo) o nueces molidas como base. Para las familias con antecedentes de Europa del Este, el borsht, una sopa hecha con remolacha, es una tradición de Pascua.

Algunos hoteles, centros turísticos e incluso cruceros en Estados Unidos, Europa e Israel también se someten a una minuciosa limpieza e importación de alimentos de Pascua para hacer que sus instalaciones sean "kosher para Pesaj", con el objetivo de atraer familias para unas vacaciones de una semana. Además de su alojamiento habitual y sus instalaciones recreativas en el lugar, estos hoteles reúnen un paquete de conferencias impartidas por un "rabino en residencia", actividades infantiles y recorridos para entretener a los invitados de la Pascua. Cada comida es una demostración del talento de los chefs para convertir los alimentos básicos de la Pascua en una fiesta culinaria.

Recuento del omer

Comenzando en la segunda noche de la Pascua, el decimosexto día de Nisan, los judíos observantes comienzan la práctica del Conteo del Omer, un recordatorio nocturno del acercamiento de la fiesta de Shavuot dentro de 50 días. Cuando el Templo Sagrado se encontraba en Jerusalén, el Omer era una ofrenda real de una medida de cebada, que se ofrecía cada día entre el dieciseisavo de Nisan y la víspera de Shavuot. Desde la destrucción del Templo, esta ofrenda se presenta de palabra en lugar de obra.

Séptimo día de Pascua

Shvi'i shel Pesaj (שביעי של פסח "séptimo día de la Pascua") es otra festividad judía completa, con servicios especiales de oración y comidas festivas. Fuera de la tierra de Israel en la diáspora judía, Shvi'i shel Pesaj Se celebra tanto el séptimo como el octavo día de la Pascua. Esta fiesta conmemora el día en que los Hijos de Israel llegaron al Mar Rojo y fueron testigos de la milagrosa "División del Mar", el ahogamiento de todos los carros, caballos y soldados egipcios que los persiguieron, y el Paso del Mar Rojo.

Rebbes jasídicos tradicionalmente tienen un tish en la noche de Shvi'i shel Pesaj y coloque una taza o tazón de agua sobre la mesa delante de ellos. Aprovechan esta oportunidad para hablar sobre la división del mar a sus discípulos y cantar canciones de alabanza a Dios.

Segunda Pascua

La "segunda pascua" (Pesach Sheni) el día catorce de Iyar en el calendario hebreo se menciona en la Biblia hebrea (Números 9: 6-13) como un día de recuperación para las personas que no pudieron ofrecer el sacrificio de pesach en el momento apropiado debido a la impureza ritual o la distancia de Jerusalén Al igual que en la primera noche de Pesaj, se prohibieron romper huesos de la segunda ofrenda pascual (Números 9:12) o dejar la carne hasta la mañana (Números 9:12).

Hoy, Pesach Sheni tiene el estatus de una festividad muy pequeña, tanto que muchos judíos nunca han oído hablar de ella, y en la práctica no existe fuera del judaísmo conservador tradicional y ortodoxo).

Pascua y cristianismo

El Nuevo Testamento indica que Jesús y su familia celebraron la Pascua cada año al participar en la peregrinación anual a Jerusalén. Fue durante uno de estos que, según los informes, Jesús se quedó en el Templo y conversó de manera impresionante con los maestros en los tribunales del Templo, después de lo cual sus padres lo regañaron y lo llevaron de regreso a Nazaret (Lucas 2: 41-50). Jesús también viajó a Jerusalén durante la peregrinación de la Pascua como adulto. En los Evangelios sinópticos, aunque no en el Evangelio de Juan, la Última Cena es un Seder de Pascua. En la versión de Juan, esta comida se lleva a cabo justo antes de la Pascua, de modo que Jesús mismo es presentado como el "cordero" pascual que se sacrifica en la Cruz. Jesús se caracteriza de manera similar como el cordero sacrificial de la Pascua en 1 Corintios 5: 7 y Hebreos 11:28.

San Juan Crisóstomo declaró que la celebración de la Pascua de los cristianos era un insulto blasfemo a Cristo.

En la tradición cristiana primitiva, la iglesia celebraba la Resurrección en la Pascua; y en las iglesias judeocristianas, especialmente en Jerusalén, la fiesta de la Pascua en sí misma aparentemente se siguió observando hasta al menos el momento de la destrucción del Templo en el 70 EC. Más tarde, las tradiciones diferían en las diversas iglesias de Oriente y Occidente, algunas haciendo hincapié en el viernes como el día histórico de la Crucifixión, otros adhiriéndose a la costumbre judía de celebrar el decimocuarto día de Nisan. Eventualmente, cuando el cristianismo comenzó a definirse como una religión no judía, la conexión de la Pascua judía y la cristiana se cortó, y para celebrar la Pascua el día catorce de Nisan fue condenado como herejía. En el Concilio de Nicea en 325 se decidió que la Pascua Cristiana debía celebrarse el domingo siguiente a la luna llena del equinoccio vernal (21 de marzo). Según Eusebio, Eusebio (La vida de Constantino, Libro III, capítulo 1813), el Emperador Constantino I declaró: "Entonces, no tengamos nada en común con la detestable multitud judía; porque hemos recibido de nuestro Salvador una forma diferente". Sin embargo, la costumbre de los cristianos y judíos de unirse a la fiesta de la Pascua parece haber persistido, ya que San Juan Crisóstomo consideró necesario condenar tales actividades interfatih en sus sermones. "La idea misma de ir de una iglesia a una sinagoga es blasfema", declaró, y "asistir a la Pascua judía es insultar a Cristo".1

La actitud de Crisóstomo hacia la comunión interreligiosa entre cristianos y judíos se convirtió en la norma en la antigüedad tardía y la Edad Media. Es solo en los tiempos modernos que los cristianos han comenzado nuevamente a buscar la comunión con los judíos durante la Pascua. Por el contrario, no todos los judíos están dispuestos a recibir gentiles de ningún tipo para unirse a la fiesta. Sin embargo, en las tradiciones seculares, reformistas y algunas tradiciones judías ortodoxas o conservadoras, la Pascua es vista como una oportunidad para compartir la alegría de la Pascua con los cristianos y otros no judíos.

Notas

  1. ↑ San Juan Crisóstomo Ocho homilías contra los judíosLibro de consulta medieval. www.fordham.edu. Consultado el 17 de diciembre de 2007.

Ver también

  • éxodo
  • judaísmo
  • Fiestas judías

Referencias

  • Bradshaw, Paul F. y Lawrence A. Hoffman. Pascua y Pascua: origen e historia a los tiempos modernos: dos tradiciones litúrgicas, v. 5. Notre Dame, Ind: Universidad de Notre Dame Press, 1999. ISBN 9780268038595
  • Broadhurst, Donna y Mal Broadhurst. Pascua antes del Mesías y después. Carol Stream, Ill: Publicaciones de Shofar, 1987. ISBN 9780936685007
  • Prosic, Tamara, "El desarrollo y el simbolismo de la Pascua hasta el año 70 E.C." Diario para el estudio del Antiguo Testamento. 414. Londres: T & T Clark International, 2004. ISBN 9780826470874
  • Raphael, Chaim y David Harris. Una fiesta de la historia; La Pascua a través de las edades como clave para la experiencia judía. Nueva York: Simon and Schuster, 1972. ISBN 9780671211752

Ver el vídeo: Conservar la flor de pascua - Hogarmania (Octubre 2020).

Pin
Send
Share
Send